Por qué "Deutsche Bank no es Credit Suisse" y qué es lo que le pasó

Aunque Deutsche Bank ha sufrido una serie de crisis en el pasado, un enorme plan de reestructuración le ha ayudado a superarlas.

Este "viernes negro" para los mercados europeos se produce en medio del contagio en ese continente de los efectos del Silicon Valley Bank que afectó a Estados Unidos. En ese contexto, varios bancos se desplomaron en sus cotizaciones en las bolsas de Europa, pero al que peor le fue es al Deutsche Bank.


Viernes negro en las bolsas europeas: se desplomó el Deutsche Bank

Sin embargo, los especialistas se niegan a equiparar su situación con la del Credit Suisse, por citar a un ejemplo cercano.

Es la principal víctima esta jornada. Llegó a registrar caídas superiores al 13% en bolsa -el mayor desplome desde el estallido del covid- mientras sus swaps de incumplimiento crediticio (CDS) se han disparado en las últimas horas.

Los inversores parecen haber comprado esta jornada un marco de que la entidad teutona sería "la siguiente" en colapsar. "Deutsche NO es el próximo Credit Suisse" sentencian rotundos los estrategas Stuart Graham y Leona Li, de la firma Autonomous.

"A juzgar por los movimientos de los swaps de impago (CDS), los bonos AT1 y el precio de las acciones de Deutsche Bank, los inversores están preocupados por la salud del banco. Estamos relativamente tranquilos en vista de las sólidas posiciones de capital y liquidez de Deutsche", añadieron, referenciados por otros dos analistas, Mario Becedas y Vicente Nieves, de El Economista.

Los analistas de Citigroup explican que lo de este viernes podría deberse a un "mercado irracional". En la búsqueda de razones detrás de la caída de las acciones de Deutsche Bank, los analistas señalaron el aumento de los swaps de incumplimiento crediticio del prestamista, así como las preocupaciones sobre la exposición inmobiliaria comercial y una investigación del Departamento de Justicia de EEUU sobre los bancos y las sanciones rusas.

Los baches de Deutsche Bank

"Ninguno de los dos parece lo suficientemente significativo como para explicar el movimiento, más bien vemos esto como un mercado irracional", han subrayado los analistas de Citi, entre ellos Andrew Coombs, en una nota. Como en el caso de Credit Suisse, "el riesgo es que los titulares de los medios de comunicación repercutan en la psicología de los depositantes, independientemente de si el razonamiento inicial era correcto o no".

Aunque Deutsche Bank ha sufrido una serie de crisis en el pasado, un enorme plan de reestructuración le ha ayudado a superarlas. La nota de Citi añadió que Deutsche Bank es rentable y tiene un capital y una liquidez sólidos.

El BCE y Alemania piden calma

El canciller alemán, Olaf Scholz, aseguró que "no hay motivo para estar preocupado" por la situación del Deutsche Bank. "Es un banco muy rentable. No hay motivo para estar preocupado", ha dicho Scholz al término de la cumbre que los líderes europeos concluyeron hoy en Bruselas, donde analizaron la situación de los mercados financieros.

"Desde hace años hemos tomado las decisiones correctas para estabilizar los bancos en Europa", ha enfatizado Scholz. El canciller alemán también ha afirmado que "el sistema bancario europeo es robusto y estable y tenemos las estructuras de supervisión necesarias". "Se puede decir claramente que en los últimos años tenemos normas más estrictas", agregó Scholz.

El banco alemán ya se encuentra dentro del marcado de la zona euro, donde los bancos presentan unos colchones de liquidez más elevados y, sobre todo, una cobertura (con swaps y otros derivados) mayor ante las subidas de tipos de interés que están afectando a la valoración de parte de su activo.

Además, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, aseguró una vez más a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que el conjunto de instrumentos de la entidad está "plenamente equipado" para proporcionar liquidez al sistema financiero de la zona del euro en caso de que fuese necesario.

Fuentes comunitarias han confirmado que así se lo informó Lagarde a los líderes en la cumbre del euro que se ha celebrado este viernes en Bruselas y en la que también ha participado el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe.

La presidenta del BCE recordó que el sector bancario de la zona del euro es "resistente" porque tiene posiciones "sólidas" de capital y liquidez y es "fuerte" porque se han aplicado a todas las reformas regulatorias acordadas internacionalmente tras la crisis financiera mundial.

Aunque sí reconoció que los últimos acontecimientos deben servir a modo de recordatorio de lo importante que ha sido mejorar continuamente estos estándares regulatorios, insistió en que no existe compromiso entre la estabilidad de precios y la estabilidad financiera, ya que el BCE cuenta con herramientas diferenciadas para hacer frente, por separado, a los "riesgos" para ambas.

Esta nota habla de:
Más de Bancos
¿Estás de acuerdo con la prohibición de la Ciudad de fumar en determinados espacios abiertos?