Cómo serían y en qué estado se encuentra el desarrollo de drones para la lucha antigranizo

Una facultad de la UNCuyo continúa con el desarrollo de un proyecto para combatir las tormentas a través de drones. También trabajan en la eloboración de nuevos químicos.

Mientras siguen los resquemores por la tormenta del mes pasado que afectó gravemente a Lavalle y San Martín y las dudas por cómo está diagramado el sistema actual de lucha antigranizo, en San Rafael siguen desarrollando un proyecto para combatir tormentas con drones.

Básicamente, el diseño de estas aeronaves no tripuladas corre por cuenta de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria "para fortalecer el trabajo de la Lucha Antigranizo con drones". El proyecto ya está en su fase 3 de desarrollo y sigue sumando apoyos.

Esto implica que se han superado la etapa 1 (pre proyecto) y la 2 (Diseño de borrador, modelos y modelados 3D).

El proyecto "Cloud Andes" está integrado por ingenieros, magisters y doctores que desempeñan tareas de docencia e investigación en esta facultad de la UNCuyo, afectados a las carreras de Ingeniería Química, Ingeniería Mecánica, Ciencias de la Atmósfera y Certificaciones.

"Su misión es otorgar a la Provincia de Mendoza la tecnología de fabricación y aplicación de vehículos aéreos no tripulados para las aplicaciones de lucha antigranizo, aunque también con posibilidad de extenderlo a otras situaciones estratégicas para el desarrollo económico provincial", afirman.

Las tareas necesarias para el desarrollo de estos drones para la lucha antigranizo se realizan en el Parque Científico Tecnológico ubicado en el Parque Juan Domingo Perón, en el departamento de San Rafael.

Según publicó diario San Rafael, la aeronave propuesta es una UAV de aplicación reutilizable que realiza siembra en el núcleo granicero con un radio de acción para ataque de los fenómenos meteorológicos de 300 kilómetros y una autonomía de vuelo de 3 horas

Estos drones podrían alcanzar una velocidad entre los 150 y 380 kilómetros por hora, y contarían con un peso máximo de 350 kilos. "Es una UAV a reacción de alta performance apto para entrar y salir de nubes de tormenta y dirigirse al núcleo granicero", explican.

Además de construir las aeronaves no tripuladas, desde la facultad se plantean desarrollar nuevos compuestos químicos contra el granizo. "Proponemos desarrollar compuestos químicos más efectivos que los materiales tradicionales de siembra de nubes, diseñados específicamente para que sean seguros, confiables y fáciles de usar".

"Productos económicos y respetuosos con el medio ambiente, con control de calidad certificado mediante pruebas en cámara de glaciación", completan.

Sobre el avance del proyecto integral, se han superado la etapa 1 (pre proyecto) y la 2 (Diseño de borrador, modelos y modelados 3D).
Actualmente se está trabajando en la tercera que incluye desarrollo de la documentación de diseño (DD), operativa (OD) y tecnológica (TD).

Posteriormente se prevé la fabricación de un modelo y pruebas de campo, mejoras en el sistema, repruebas de diseño de vuelo, actualización de documentación y la certificación. Para luego pasar a la organización para la fabricación serial y la gestión y organización para la aplicación.

Esta nota habla de: