Qué es lo peor que se puede esperar de la segunda ola del covid-19

El infectólogo chileno Miguel O'Ryan, miembro del consejo asesor de Sebastián Piñera, conversó con el programa Tormenta de Ideas que se transmite por Nihuil y se refirió a lo que se viene en la pandemia. Lejos de las predicciones alarmistas explicó lo que la ciencia espera en los próximos meses en la región. También habló de la eficacia de las vacunas chinas.

A pesar del aumento de los contagios que se registra en el país, no estamos cerca aún del pico de la segunda ola de coronavirus. En base a la evidencia científica, un epidemiólogo chileno señala que lo peor puede llegar a mitad de año y es fundamental avanzar ahora con los planes de vacunación para evitar un impacto como el que afectó al Hemisferio Norte.

En medio de la incertidumbre por el avance de la vacunación en el país miramos con preocupación lo que sucede en otros países que avanzan más rápido en el proceso y que tienen una compleja situación sanitaria. Es el caso de Chile, país que tiene vacunada a más de 7 millones de personas y que vive el fuerte efecto de la segunda ola.

El doctor chileno Miguel O'Ryan, infectólogo y miembro del Consejo Asesor Covid del Gobierno de Sebastián Piñera, conversó con Tormenta de Ideas, programa que se transmite todos los sábados de 8.30 a 9.30 a través de Radio Nihuil y se refirió a la situación de Chile con la vacunación, los contagios y manifestó que es lo peor que se puede esperar para la región.

Volvé a escuchar desde aquí el programa #TormentaDeIdeas del 17 de abril

"Lo que tenemos que hacer es tratar de atacar esto ahora y tratar de evitar el tremendo peak que podemos tener en junio o en julio. Si es similar a lo que ocurrió en el Hemisferio Norte puede duplicar o triplicar la cantidad de casos en unidades de cuidados intensivos (UTI) y de fallecidos", dijo el especialista.

Aseguró que la única forma de evitar eso es vacunándose ahora y mientras eso se logre probablemente se pueda evitar un fuerte impacto en junio, julio y agosto, momento que marca como el más complejo de la pandemia.

A la hora de hablar de lo que se puede esperar en el futuro, aclaró que la situación "no se va a salir completamente de control porque las curvas epidémicas son clarísimas" e indican que la máxima actividad del virus va a ser después de junio. Dijo que lo peor que se puede esperar es que "el peak en algunos de nuestros países sea muy significativo y supere con crecer la capacidad de las unidades de cuidados intensivos y aumente el fallecimiento de personas". O'Ryan recalcó que eso es lo que se debe tratar de evitar con los cuidados y especialmente con la vacunación. 

El especialista dijo, además, que después de agosto el virus va a caer por una serie de motivos, igual que el año pasado. "Si logramos vacunar lo suficiente antes del verano y especialmente antes del próximo invierno, no deberíamos tener el incremento significativo que tuvimos este año".

Respecto a las variantes y la posibilidad de que alguna cambie el panorama, dijo que no es imposible, pero que en 15 meses de emergencia han aparecido variantes y ninguna tuvo un impacto significativo real y comprobado. El infectólogo dijo que a las variantes no hay que subvaluarlas y tampoco sobrevalorarlas en medio del impacto del aumento de casos de la segunda ola. Como ejemplo señaló que Brasil con la variante de Manaos tuvo un aumento de casos, pero lo mismo sucedió en otros países del continente sin circulación masiva de variantes.

Las vacunas chinas

El especialista chileno es miembro del consejo asesor del Gobierno trasandino y formó parte del grupo que recomendó la compra de la vacuna china Sinovac, la cual estuvo en el medio de la polémica durante la semana por su efectividad.

Al respecto, O'Ryan descartó de plano que un aumento de casos tenga que ver con la elección de la vacuna. Al respecto manifestó que es "inoficioso" pensar que se puede usar otra vacuna porque es más efectiva cuando está en la posibilidades en la situación actual. "Uno tiene que usar los instrumentos  que tiene y saber lo que esa vacuna va a dar. Sabemos a estas alturas lo que Sinovac da", explicó.

Agregó que "en estudios relativamente bien hechos en Brasil" disminuye en un 50% la posibilidad de infectarse. "No al 80% o 90%, pero sí disminuye en un 80% los casos severos. De tal manera, lo que estamos viendo en la disminución de casos severos en mayores es probable que sea por el efecto de Sinovac", explicó.

Apoyándose en los datos actuales, dijo que no se trata de que la gente que se vacunó se relajó y por eso subieron los casos, sino que los más jóvenes (menores de 50) que no han vacunado son los que están contagiándose y cayendo a las unidades de terapia intensiva.

"Nosotros estamos confiados en que la vacuna de Sinovac va a jugar un rol importante en el control de la pandemia en Chile", destacó.

El doctor chileno destacó "ninguno de los especialistas esperábamos que (la campaña de vacunación) tuviera un impacto en la circulación viral antes de junio, julio o agosto".

Para O'Ryan "desde el punto de vista epidemiológico es el aumento de casos en el retorno a la grandes urbes tras un relajamiento en el período de verano". Aclaró que "mantuvo una circulación más allá de lo deseable y a la vuelta de las vacaciones se produce ese aumento explosivo de casos".

"Si se podía controlar más o no con unas vacaciones más restrictivas, va a quedar para el análisis", puntualizó.

Escuchá la entrevista completa de Tormenta de Ideas:



Esta nota habla de:
Te puede interesar
La ocupación de camas UTI en el Gran Mendoza subió al 87%
Pandemia de coronavirus

La ocupación de camas UTI en el Gran Mendoza subió al 87%

La ocupación aumentó más de un 16% en sólo siete días. Esta semana el Gobierno suspendió todas las cirugías programadas en el sector público y privado para liberar camas para pacientes covid en medio de la segunda ola.