Aquellos carnavales de antaño en Mendoza, según Caras y Caretas y La Quincena Social

Los antiguos carnavales de Mendoza y el país, en el recuerdo del prolífico reservorio de Historia "Mendoza Desconocida". Imperdible.

El perfil de Facebook "Mendoza Desconocida" aportó este fin de semana un especial recordatorio, adecuado para estas fechas: el Carnaval.

De allí que tomó lo que publicaron dos medios antiguos sobre el tema, Caras y Caretas y La Quincena Social.

A continuación, reproducimos textualmente las referencias:

Con certeza no puede precisarse el origen de esta palabra. Es opinión muy corriente hacerla derivar de los dos vocablos italianos carne vale, que significan, traducidos literalmente al castellano «¡carne! ¡adiós!» y expresan admirablemente la excesiva licencia sensual permitida en los días carnavalescos. Otra etimología la deriva del título que el papa San Gregorio el Grande aplicó al domingo anterior a la Cuaresma: «Dominica ad carnes levandas. Carnelevamen carnelavale (en Milán) carnevale».

Una tercera etimología es car navale, expresión en lengua romana de currus navalis «carro naval». Es la que goza de mayor solidez, por cuanto presta estimable luz acerca de los principios de la historia del carnaval.

Desde las épocas más remotas, con las fiestas carnavalescas se celebraba el año nuevo o la entrada de primavera, simbolizando con ellas el renacimiento de la naturaleza. En efecto, en primavera, en Grecia y en los países itálicos, teutónicos y celtas se hacían procesiones en que se paseaba un barco con ruedas, tripulado por mascaradas que ejecutaban sobre él danzas promiscuas y canciones de sátira sarcástica y obscenas.

Esta costumbre del carro naval está aun en vigor en Reus (España), donde una embarcación de setenta o más toneladas colocada sobre un carromato, es arrastrada por doce caballos que simbolizan los meses del año: los tripulantes, disfrazados de marineros, arrojan flores y confites a los espectadores.

En Grecia, según lo acreditan pinturas de vasos, las procesiones del carro naval se celebraron por lo menos desde el siglo VI antes de J.C. En Roma las procesiones del barco rodado se hacían en tiempos del Imperio.

Las germánicas son citadas por Tácito. En Atenas la procesión se hacía también por mar y con ella se reabría la navegación interrumpida por los rigores invernales.

De carácter religioso, estas fiestas estaban ya implantadas en Egipto, de donde pasaron a los demás pueblos. En un principio, estuvo involucrado en ellas el culto a los muertos y entre ellos los tripulantes del car naval figuraban las larvas o espíritus de los fallecidos, a los cuales se pretendía agradar así y tenerlos con ánimo favorable. El que los personificaba vestía de blanco (de muerto) y se cubría el rostro con una careta. Por este disfraz empezó el disfraz de carnaval, convirtiéndose la supersticiosa tradición en alegre y licenciosa costumbre."

(Caras y Caretas, febrero 1927)

ECOS DEL CARNAVAL EN EL HOTEL DE CACHEUTA

"El martes de Carnaval dio lugar a una reunión social entre lo más caracterizado de los pasajeros del Hotel y amistades de Mendoza (Foto Bejarano).

Al reparto de juguetes entre los niños pobres, donados por D. Federico de Alvear, siguió una merienda en los comedores del Hotel (Foto Bejarano)."

(La Quincena Social, febrero 1928)

Las imágenes

El Sr. Hugo Cullen y D. Federico de Alvear, distribuyeron juguetes entre los niños pobres. El Sr. Cullen, brinda por la igualdad y fraternidad.

Niños: María L. Higginson, Pico Higginson, Leopoldo y Giusti Pigallo, Chola y Toto Salvat Coulin, América Portal y Betty Higginson.

Mirá más fotos y notas en Mendoza Desconocida

Esta nota habla de:
Más de Cultura

Tenés que saberlo