¿Quiénes son y qué hacen?: la realidad de la Masonería femenina en Mendoza

Maria Elena Castillo, gran maestra de la Gran Logia Femenina Argentina, se sube al carpool de Memo. Disipa dudas en torno a la Masonería y nos cuenta cuál es su papel en la sociedad buscando formar mejores personas.

Rosana Conte Ceschi

La mujer se incorpora a la Masonería luego de romper con varios dogmas. En nuestro país ocurrió en 1993 y en el 2004 se comienza a trabajar en Mendoza. Un año más tarde se forman se forman las primeras masonas, pero la primera logia femenina se creó en 2009, siendo la logia mendocina la primera fuera del Buenos Aires.

Un rol fundamental en este proceso ha tenido María Elena Castillo, gran maestra de la Gran Logia Femenina Argentina. En marzo fue elegida para ocupar ese rol y es la primera masona del interior del país en lograrlo.

En el Carpool de Memo comentó que "la masonería es una forma de vivir". Destaca que la organización "trabaja mundialmente en busca formar ciudadanos comprometidos con sus tiempos y geografías a través del perfeccionamiento personal fortaleciendo en valores y virtudes".

"La masonería nos enseña trabajando en nosotras mismas, que con voluntad e inteligencia se pueden devastar aristas que son resabios de viejas construcciones y encontrar así nuestra esencia. Es ahí donde todos nos igualamos al reconocer en nuestros semejantes ese aspecto esencial, y es eso lo que permite la construcción y hablar de una hermandad", dijo la gran maestra.

Sobre su trabajo y sus encuentro, comentó que se realizan tanto para la comunidad toda de la Masonería, como también hay otras sólo para las integrantes con ciertos grados dentro de la organización. En ellas se presentan trabajos que hacen a la formación del masón, pero también se tratan temas sociales como la educaron, el laicismo, aborto, eutanasia y otras en las que todas pueden hacer algún aporte para enriquecer el contenido.

Para pertenecer, dijo la gran maestra, solo se deben cumplir los siguientes requisitos:

- Ser mayor de edad.

- Ser libre y de buenas costumbres.

- Ser una subjetividad femenina.

Para consultar al respecto se puede contactar pueden consultar en la cuenta de Instagram @masoneria.femenina.mendoza

Esta nota habla de: