Pinocho en la Legislatura: versiones y subversiones de un clásico

De la mano de la Fundación Bologna Mendoza, el Consulado de Italia y con el auspicio de Memo (que el 23 de septiembre cumple 4 años de vida) el Prof. José Jorge Chade invit aquí a rescatar a Pinocho. Los motivos y los detalles, en esta nota.

José Jorge Chade
Presidente Honorario de la Fundación Bologna Mendoza

Continuando con el Ciclo Cultura y Sociedad, Charlas Abiertas a la Comunidad organizado por la Fundación Bologna Mendoza y con el auspicio de Memo y del Consulado de Italia en Mendoza se llevará a cabo el próximo viernes 22 de septiembre la conferencia "Pinocho, versiones y subversiones de un clásico". 

La disertación estará a cargo de la Prof. Mag. Laura Martín Osorio, profesora de Literatura de la Lengua Italiana en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo. Profesora de Italiano en la Dante Alighieri. Escritora y actriz. La profesora nos cuenta que como sabemos "en este año 2023, se cumplen 140 años de la primera publicación de Le avventure di Pinocchio. Storia di un burattino [Las aventuras de Pinocho. Historia de una marioneta] de Carlo Collodi; por tal motivo, en esta conferencia se propone presentar la génesis de obra y las transgresiones que -para la época- el autor realiza. Asimismo, se pretende analizar la obra tomando como puntapié la noción de "clásico" y las definiciones de Calvino y Borges y comentar algunas de las versiones literarias y cinematográficas realizadas a lo largo de los años".


Seguramente todos recordaremos que... había una vez un trozo de madera. No era madera de lujo, sino un simple trozo de madera del montón, de esas que se ponen en estufas y chimeneas en invierno para encender el fuego y calentar las habitaciones. No sé cómo fue, pero el caso es que un buen día este trozo de madera acabó en el taller de un viejo carpintero, que se llamaba Maestro Antonio, sólo que todos le llamaban Maestro Cereza, por la punta de su nariz, que siempre estaba brillante y morada, como una cereza madura. En cuanto el maestro Cereza vio aquel trozo de madera, se alegró; y frotándose las manos con deleite, murmuró en voz baja: "Este bosque llegó justo a tiempo; Quiero usarlo para hacer una pata de mesa. - Dicho esto, inmediatamente tomó el hacha afilada para comenzar a quitarle la cáscara y darle aspereza; pero cuando estaba a punto de soltar el primer golpe, se quedó con el brazo suspendido en el aire, porque escuchó una voz muy fina, que le decía recomendativamente: "¡No me pegues tan fuerte!". - ¡Imagínate cómo quedó aquel buen maestro Cereza!

Las aventuras de Pinocho, la historia de un títere es una de las obras maestras de la literatura infantil universal, y es la obra maestra de la literatura italiana infantil. Publicado en entregas a partir del 7 de julio de 1881 en el "Giornale per i bambini" de Ferdinando Martini, con el título Historia de un títere y con ilustraciones de un anónimo, apareció en volumen en 1883, por el editor Felice Paggi de Florencia. ilustrado por Enrico Mazzanti.

El número de ediciones, reimpresiones y traducciones (más de doscientas, estas últimas, repartidas por todo el mundo) publicadas desde 1883 hasta hoy es incalculable.

Hablando con la colega psicopedagoga, gran educadora y periodista Simona Bisacchi Lenic sobre Pinocho y sobre la moraleja del cuento me expresó lo siguiente:

"Cada cuento de hadas tiene su propia moraleja. Incluso Pinocho tiene el suyo. Algunos podrían argumentar que Pinocho no es exactamente un cuento de hadas. De hecho, no lo es en absoluto. Es más que cualquier otra cosa el viaje del individuo para conquistar su humanidad. El camino de un individuo -títere de los acontecimientos y del destino- que busca la dignidad del hombre. Pero luego está ese elemento fantástico, ese trozo de madera que grita cuando lo lijan, esa nariz que se alarga al sonido de cada mentira, y ese hada que se transforma pero siempre permanece azul... Y entonces piensas que son páginas para los niños, esa realidad va claramente más allá, nos cuenta que la vida real es una historia completamente diferente, ciertamente no la de Pinocho. El elemento fantástico siempre hace que todo sea más ligero y surrealista, y nos permite no asustarnos aunque ese gato y ese zorro nos recuerden tanto a alguien que hemos conocido. Aunque muchas veces nos sentimos como si estuviéramos colgados del cuello. Aunque dentro del vientre de ese tiburón perdimos la esperanza y renacimos mil veces.

Sin embargo, si eres de los que creen que Geppetto era un anciano tierno e indefenso, si crees que Mangiafuoco era tan malo que no se conmovió con la historia del títere Pinocho y su padre, y si crees que el grillo parlante andaba vestido de esmoquin y nunca habría sufrido un martillazo definitivo... Entonces que tengo que desvelarles lo siguiente: Pinocho no fue escrito por Walt Disney sino por el muy italiano Carlo Collodi, y la historia no es exactamente la misma. Y tal vez ni siquiera la moraleja. Porque la moraleja siempre está ahí. Y la moraleja de Pinocho es que en la vida hay que ser siempre un buen hijo. No basta con ser bueno. Y no basta con ser niños."

Los esperamos el viernes 22 a las 18 en la Sede de la Legislatura de Sarmiento 147 de la Ciudad de Mendoza. Entrada libre y gratuita

Esta nota habla de: