Los 95 años de la Sociedad Argentina de Escritores

Hoy tiene más de 80 filiales y 6800 escritores en todo el país. Además, ha sido la creadora de la Feria Internacional del Libro que en 2023 realizó su 47ª edición y es miembro de la Fundación El Libro, organizadora de dicho evento.

Fabiana Mastrángelo

La Sociedad Argentina de Escritores se creó un 8 de noviembre de 1928 en Buenos Aires. Hoy tiene más de 80 filiales y 6800 escritores en todo el país. Además, ha sido la creadora de la Feria Internacional del Libro que en 2023 realizó su 47ª edición y es miembro de la Fundación El Libro, organizadora de dicho evento.  


Quién es y qué escribió Luis Mateo Díez, Premio Cervantes 2023

En los últimos años ha iniciado un programa de capacitación que ha convocado a socios, escritores y profesionales de todo el país y que cuenta con el aval de la Universidad Nacional de Villa María. Se dictan las diplomaturas en Teoría y Producción Literaria y Literatura Infantil y Juvenil; seminarios y cursos de Narrativa, Poetología e Introducción a la Práctica Literaria.

Escritores fundadores, representantes reformistas y el espíritu federal

 

La primera comisión directiva, creada hace 95 años, estaba integrada por Leopoldo Lugones, Horacio Quiroga, Manuel Gálvez, Enrique Banchs, Jorge Luis Borges, Arturo Capdevila, Baldomero Fernández Moreno, Ezequiel Martínez Estrada, Ricardo Rojas, entre otros. La Sociedad Argentina de Escritores tuvo sedes provisorias en Buenos Aires hasta las definitivas y actuales en las calles México 524 (desde 1946) y Uruguay 1371 (desde 1972). Hoy su presidente es el doctor Alejandro Vaccaro, biógrafo y coleccionista de Borges.

Al iniciarse la década de 1940, la SADE comenzó a pensar en la organización y creación de las primeras filiales, dado que desde el interior del país algunas provincias habían manifestado esa intención. Se inició la fundación de filiales como la de Tucumán, el 8 de julio de 1941; la de Santa Fe, el 10 de septiembre de 1941; y la de Mendoza, el 8 de abril de 1942, entre otras. En esta última provincia, los solicitantes de la creación de la filial fueron reconocidos escritores como Guillermo Petra Serralta, Ricardo Tudela, Américo Calí, Alejandro Santa María Conill, Reinaldo Bianchini y Juan Draghi Lucero. En Córdoba el primer presidente de la filial fue Deodoro Roca, abogado destacado, líder de la reforma universitaria y autor del manifiesto liminar que inspiró a los estudiantes argentinos y latinoamericanos para transformar los claustros. Roca fue invitado a exponer en el Primer Congreso de SADE en 1936, y expresó:

"Me parece bien que los escritores agremiados se preocupen de discutir sus problemas gremiales y más aquellos que directamente se relacionan con las infinitas formas de explotación que sufren y les degradan. Pero no tiene importancia, ni sentido, si no se ataca en todos los frentes vitales, si no se lucha con mayor lucidez y con mayor energía por asegurar a todos los escritores aquellas condiciones de dignificación y de libertad, sin las cuales el hombre de espíritu pierde, o no alcanza, lo mejor del espíritu...", (Revista SADE - Córdoba, 2008). Daba cuenta de la necesidad de reunirse no sólo por motivos gremiales sino especialmente para poder expresarse en un marco de "dignificación y libertad". Recordemos que el país, desde el punto de vista político, vivía en un contexto conservador, en lo que se llamó "la década infame" y a nivel mundial comenzaban a manifestarse regímenes totalitarios donde la libertad de pensamiento y expresión estaba fuertemente amenazada.

Juan Lazarte fue otro líder reformista, uno de los fundadores de la filial SADE Santa Fe y amigo de Deodoro Roca cuando aquel era estudiante de medicina en Córdoba.

Es uno de los que aparece en la foto emblemática trepado en el frente del Rectorado durante la toma, en la Reforma Universitaria de la que este año se cumplieron 105 años. En 1942, Lazarte ya era un reconocido escritor y médico rosarino. Fue protagonista de un debate muy interesante que se dio en la Comisión Directiva en torno a la denominación que tendrían las representaciones de SADE en las provincias. Se llamarían ¿filiales o seccionales? Lazarte proponía que se llamaran seccionales (sistema federal) y no filiales (sistema unitario). Este punto se debatió ampliamente en un Congreso de Escritores en Córdoba.

Si bien se optó por la denominación filial, en el espíritu se asentó la base federal. El Estatuto estableció que las filiales serian autónomas en cuanto a su administración y labor cultural en el orden local, se darían sus propios reglamentos ajustados a los estatutos de la SADE y tenderían a agrupar a los escritores de la respectiva zona. Así sucedió, se han ido creado filiales, a lo largo de los años, en todo el país. En nuestra provincia hay cinco que se encuentran en el norte: SADE Mendoza y SADE Godoy Cruz; y en el sur: SADE General Alvear, SADE San Rafael y SADE Malargüe.

LA AUTORA. La Magister Fabiana Mastrángelo es historiadora y escritora. Preside la SADE Godoy Cruz. 

Esta nota habla de: