Coca-Cola muda su sede regional: chau Buenos Aires, hola Rio de Janeiro

La decisión pone en jaque los puestos de trabajo a nivel regional que hasta ahora se realizan desde la Argentina. Para avanzar con esta movida, la empresa puso en marcha un agresivo plan de retiros voluntarios y que en principio vence mañana, aunque no se descarta una prórroga.

La multinacional avanza con un plan para mudar a Río de Janeiro la dirección de las filiales sudamericanas que hasta ahora dependían de Buenos Aires: Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y la propia Argentina. La operación no implicará ningún cambio para el consumidor, ya que todos los productos de Coca-Cola se seguirán fabricando y comercializando normalmente a nivel nacional, según informó el diario La Nación.

La decisión pone en jaque los puestos de trabajo a nivel regional que hasta ahora se realizan desde la Argentina. Para avanzar con esta movida, la empresa puso en marcha un agresivo plan de retiros voluntarios y que en principio vence mañana, aunque no se descarta una prórroga.

Consultados por La Nación, en Coca-Cola confirmaron su continuidad en el mercado argentino -"la compañía y sus embotelladores seguirán operando en el país"-, pero reconocieron que están avanzando en un proceso de reorganización. 

La "actual estructura" era la que tenía la Argentina como cabeza regional, lugar que ahora pasará a ocupar Brasil.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?