Un mensaje para los chicos que toman escuelas porque "no quieren servir café"

Federico Azeglio, director regional de Adecco para NOA, Cuyo y Patagonia, habló con Memo sobre la importancia de adquirir habilidades que no se aprenden en la escuela.

Las tomas de colegios secundarios en la Ciudad de Buenos Aires bajo consignas como "que nos den mejores viandas" o "vamos a tener que ir a trabajar gratis" en relación al programa de pasantías que intenta dar a los alumnos de quinto año una aproximación al mundo laboral, hace necesario el debate sobre la preparación de los jóvenes a la hora de conseguir su primer empleo. 

Entre las quejas de los alumnos, una que llama la atención es que aseguran que, en las pasantías, los hacen "servir café", algo que, aunque a los jóvenes no les parezca adecuado como formación laboral, tiene sus razones

En este contexto, Federico Azeglio, mendocino y director regional de NOA, Cuyo y Patagonia de Adecco, una de las empresas líderes en el mundo en consultoría de Recursos Humanos, explicó a Memo la importancia de lo que se conoce como "habilidades blandas".  

Azeglio asegura que "hay una crisis de valores" que va en detrimento de las habilidades blandas

Azeglio asegura que "hay una crisis de valores" que va en detrimento de las habilidades blandas

- ¿Qué son las habilidades blandas y por qué son importantes para el mundo laboral?

- Se conoce como "habilidades duras" a las que son técnicas, las que se adquieren en los institutos, la escuela o la universidad. Las "blandas" tienen que ver con muchos factores, algunos intrínsecos con los que venimos, a través de la familia, de la casa, y en eso hay una situación derivada de la crisis de valores, porque hay una crisis en las familias y eso está como en ebullición ahora. Y laboralmente vas adquiriendo también ciertas de esas habilidades para hacerte crecer en la vida profesionalmente.

Pero te hago varias reflexiones, y tratando de calar más alto en esto de si está bien o mal servir café, la primera ya la palabra lo define: servir. El primer acto en las relaciones humanas es el de hacerle un servicio a otro, es un acto humano que se va perfeccionando, de hecho una de las acciones que se tiene muy en cuenta en las entrevistas laborales es ver si los postulantes han hecho algún voluntariado o trabajos de servicio en instituciones porque te da integridad. Y las empresas lo valoran mucho porque te da compañerismo, trabajo en equipo, empatía. 

También servir café es una actividad laboral más, los cafeteros se ganan la vida con eso y es un trabajo digno. Por otro lado, si dentro de tu vida laboral en una oficina dentro de tu etapa de formación parte de tu tarea es servir café, es parte de un combo de una formación integral, por eso hay que desmenuzar un poco la cuestión y no quedarse sólo con el título porque dentro de una formación laboral hay que desarrollar muchas tareas.

- Teniendo en cuenta esta crisis de valores, ¿notás que los jóvenes, cuando van a buscar trabajo, tienen una actitud compleja para decirlo de algún modo?

- Hay de todo. Una cosa es el que sale del secundario y otra el que terminó la universidad, ahí ya sos mayor de edad, tenés más experiencia y es diferente. Yo me inicié con este modelo de pasantías y cada provincia tiene matices distintos respecto al modelo de pasantía, pero tiene un concepto importante que es el de bajar la teoría a la práctica. Con la teoría de las organizaciones o el trabajo en equipo, por ejemplo. Pero también hay que ver la implementación y supervisión de eso.

La crisis de valores también es de prioridades, es muy marcada en algunos países y despues de la pandemia, las sociedades están cambiando mucho y hoy estamos muy mirándonos a nosotros mismos, sin ser empáticos, y eso juega un rol importante a la hora de buscar colaboradores porque eso hace que la relación se desgaste muy rápido. Vivimos en un mundo donde los jóvenes con esto tan inmediato y que son poco pacientes van saltando de trabajo en trabajo y ese cambio de paradigma que se está viendo de la rotación en los trabajos es parte del paisaje. Hay muchas industrias que ya lo tienen en cuenta, como las IT, que saben que los jóvenes no se quedan mucho tiempo en un trabajo y entonces en esas empresas se trabaja por proyectos, termina el proyecto y tal vez se pasa a otro dentro de la misma empresa o no.

Yo soy docente universitario y me tomo el trabajo de conversar con los alumnos y les pregunto "¿cuál es tu propósito?" y hasta ahora no he conseguido a alguno que me dé una respuesta. De hecho algunos me han preguntado si es importante que lo piensen.

- Como profesor universitario, ¿ves que los chicos vienen preparados desde la escuela para una educación superior?

- Creo que la educación en sí está en una crisis, o debería estarlo. Yo cada vez que puedo lo hablo, la primaria y la secundaria mientras el mundo está evolucionando a pasos agigantados, el sistema educativo se queda porque está funcionando desarticuladamente con el mundo laboral. 

- ¿Le darías trabajo a alguien que haya liderado la toma de un colegio?

- ¡Qué pregunta! No sé si se daría que alguien lo diga en una entrevista laboral. Me parece que los que están desarrollando estas actividades son marcados dirigentes sociales, pero no sé si ese liderazgo cuadra para el mundo corporativo o laboral.  

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...