Qué hay de bueno, de malo y de incierto en el déficit cero de Milei

El economista analizó los movimientos del programa económico de Javier Milei y marcó como siguiente paso la salida del cepo cambiario.

En una semana más calmada desde el punto de vista financiero, algunas variantes pueden ser analizadas con mayor tranquilidad pese al riesgo latente de la conflictividad social. El economista Carlos Ponce analizó la realidad en "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9, y dio su parecer sobre el ajuste y las perspectivas de los próximos meses.

Milei se reúne con el secretario de Estado de los Estados Unidos: qué tratarán

"Yo he criticado la forma del ajuste, a los hachazos, del gobierno. Pero el impacto macroeconómico ha sido positivo. El hecho de tener superávit por primera vez en muchos años y que no se haya emitido dinero tiene un impacto muy positivo", explicó Ponce, y agregó: "Si esto lo juntás con el apoyo explícito que está haciendo el FMI, por el momento se ha evitado una hiperinflación y yo diría que si se repiten un semestre estos resultados fiscales, vamos a estar cerca de conseguir los grados de confianza necesarios para salir de la recesión". El economista marcó que ?la otra cara' son los jubilados y un país que no se sabe cómo va a sobrevivir o mantener su funcionamiento sin obra pública: "El gobierno no se mueve: la prioridad número 1 es tener superávit y no emitir, el resto es secundario. No creo que esto vaya a ser siempre. Lo primero es mantener la disciplina fiscal, evitar la hiperinflación e ir consiguiendo una cierta calma en el mercado financiero, que lo podemos ver en los diferentes dólares como el blue o el contado con liquidación, que han tenido una tendencia estable o a la baja. Hubiera sido mucho peor quedarse en el medio".

En referencia a lo social, el presidente de Plataforma Digital señaló que es muy difícil prever el humor social: "El gobierno está enfrentando al mismo tiempo el malestar social y la resistencia de un montón de lobbys como el sindical, que genera situaciones sociales de mayor tensión. Las dos cosas juntas son complicadas. He seguido lo que han dicho Milei y Caputo y la respuesta es que no había alternativa, era esto o que la Argentina explotara". Por esa línea, el economista marcó que las urgencias superan las prioridades: "Por consenso no podía hacerlo: se cayó la Ley Ómnibus y el DNU la justicia laboral lo paró. El apoyo del FMI es muy importante, en lo financiero que era el primer paso estamos mejor, de ahí se abren una serie de incógnitas como lo administrativo, que es un gobierno que está totalmente desordenado. Solo Caputo y lo que está haciendo Pettovello, que está recortando, no se ve mucho más. Hace dos meses está el gobierno y no estaban preparados para afrontar todo el Estado a la vez. El próximo paso es que se están acumulando reservas, que no sucedía. En el gobierno de Massa estaba el tema negativo de reservas internacionales, que debía dólares a los importadores y ahora se están acumulando las reservas, que es importante, en un momento en el que todavía no llega la cosecha gruesa. El próximo gran paso es ver como va a ir levantando las restricciones cambiarias, el famoso cepo". Ponce señaló que en Argentina se ha naturalizado que no se pueda comprar dólares en los bancos y que haya arbolitos en la calle: "En la medida que se libere, las chances de inversiones son mayores. El próximo paso es bancar la situación social y la conflictividad sindical e ir avanzando en la unificación cambiaria".

Ponce marcó que ?no ve cercana la dolarización' por las diferentes variables que deben cubrirse: "Milei ha dicho que tenemos que tener dólares para cubrir la base monetaria; tiene que cubrir lo que hay en los bancos, que es un dinero importante; y agregó sutilmente un tercer tema que es una reforma financiera para que los bancos resistan una corrida cambiaria. Mi impresión es que falta para eso, estoy casi seguro que el camino de la presión fiscal va a continuar y difícilmente apoye Milei que el ministro pida créditos. Después de la experiencia, lo han aprendido y no lo van a hacer a ningún costo, perderían toda la credibilidad. En el momento en el que tengan déficit y pidan endeudamiento, se cae todo el plan".

¿Quién ganará la interna del PRO en Mendoza?