Economista chileno alerta por la peronización de los legisladores de su país

Dijo que la Presidencia "es muy débil desde hace dos años, cuando el Congreso reinterpretó la Constitución y le arrebató la iniciativa legislativa exclusiva del presidente".

Leonardo Suárez, economista y socio de LarraínVial, una de las corredoras de bolsa más importantes de Chile, consideró que en su país "hay un proceso creciente de peronización" y alertó sobre el impacto que puede tener esa situación en la economía trasandina.

Para el especialista, en Chile siguen de "farra"(de joda) porque "persiste la debilidad del Poder Ejecutivo. Seguimos en presencia de un régimen parlamentario de facto". 

De acuerdo a lo que indica Diario Financiero, Suárez argumentó que esto se da porque la Presidencia "es muy débil desde hace dos años, cuando el Congreso reinterpretó la Constitución y le arrebató la iniciativa legislativa exclusiva del presidente". 

De acuerdo al análisis que realiza con respecto a la nueva Constitución, está descontado por el mercado que ganará el "apruebo", y eso "es lo que refleja el ratio de nueve veces para la bolsa chilena, la mitad de la valuación de 18 veces que existía hace cuatro años".

En ese punto, aseguró que "hay un proceso creciente de peronización de los parlamentarios chilenos, que toman sus decisiones de acuerdo a sus incentivos políticos asociados a iniciativas populares, antes que para proyectos y convicciones. Este fenómeno atraviesa a toda la clase política y condiciona la ausencia de un compromiso con la estabilidad fiscal a largo plazo". 

Para el economista puede ser muy perjudicial y retieró que hay "riesgos significativos" para la inversión en varios sectores porque solo requiere quorum simple para ejecutar una reforma y aseguró que "la nueva Constitución sería tan solo un conjunto de leyes, antes que una nueva Carta Magna". 

Puntualizó que "el régimen minero, la independencia del Poder Judicial y la autonomía del Banco Central se volverían más frágiles a causa de que el gobierno de turno tendría facultades para modificar las normas constitucionales con mayoría simple"

Al momento de hacer un pronóstico sobre el resultado del 4 de septiembre con el plebiscito de salida, Suárez expresó que "podría pasar cualquier cosa". Dijo que de ganar la opción de Rechazo se "restablecerán los controles y balances, ya que un gobierno de izquierda tendría contrapesos en el Senado en medio de la Constitución actual". 

En caso de ganar el Apruebo, la elaboración de leyes compatibles con una nueva Constitución y reglas del juego tendría una "incierta aplicación, aunque tal vez ejecutables con dificultad, sería larga y tortuosa". 

Esta nota habla de: