El Gobierno de Mendoza intimó a YPF tras el reclamo de otras petroleras

En el documento, el Ministerio de Economía apunta contra YPF por la crítica situación que atraviesa el resto de las operadoras y la emplaza a abrirles las puertas de la refinería. Desde la crisis mundial del petróleo, la compañía de bandera sólo utiliza el crudo que ella misma produce. Cómo seguirá la contienda.

Sin llegar al nivel de 2012, cuando la Provincia de Mendoza le quitó dos concesiones a la YPF de Repsol y Eskenazi presuntamente por falta de inversiones, en los últimos días algunos recordaron aquel episodio a partir de una intimación del Gobierno contra la petrolera controlada en un 51% por el Estado argentino. Concretamente, el Ministerio de Economía exigió a la compañía que "abra las puertas" de la refinería para las otras operadoras que hay en la provincia, a las cuales dejó de comprales crudo.

En la decisión administrativa 08/2020, la Dirección de Hidrocarburos, que depende del ministerio que conduce el exdirector de YPF Enrique Vaquié, determinó "conminar a YPF SA a buscar un acuerdo con las demás operadoras de la Provincia de Mendoza, que tenga por objeto prorratear entre todos los productores del mercado de petróleo crudo de la refinería de Lujan de Cuyo de modo proporcional a las compras de petróleo crudo realizadas en el mes de diciembre de 2019".

El planteo surge después de que YPF suspendió la compra de petróleo del resto de las operadoras y sólo refina el crudo que ella misma produce. Todo esto en el marco del derrumbe de consumo a nivel mundial por la paralización que generó la pandemia de covid-19: como no hay demanda de combustibles, a YPF le alcanza y sobra con su propia producción, generando una crisis más marcada en el resto de las operadoras que hay en la provincia, como El Trébol, Pluspetrol, etc.

Ante esto, las empresas no integradas (productoras de petróleo que no tienen refinerías y dependen de YPF) acudieron al Gobierno de Mendoza para solicitarle que interceda. Lo que terminó exigiendo la Dirección de Hidrocarburos, a cargo de Estanislao Schilardi Puga, fue que ingrese a la refinería el crudo de todas las operadoras que hay en Mendoza, en el mismo porcentaje que en diciembre del año pasado. Si bien esto implica una menor cantidad de crudo, serviría para que los pozos continúen activos.

Surgen del documento varios cuestionamientos de la Dirección de Hidrocarburos hacia la empresa. "La conducta de YPF S.A. involucraría una situación que no respeta los principios de equidad que la ley pregona ante el escenario de escasez del recurso y que, por lógica correspondencia, resultan aplicables al escenario impensado, del exceso de stock en el mundo entero, generado por efecto de la pandemia Covid 19", se lee en los argumentos de la medida.

"Existe la preocupación de Provincia de Mendoza, como propietaria originaria de los yacimientos de hidrocarburos y como Autoridad de Aplicación, cuando surge el riesgo cierto de que determinados yacimientos, los que no son de titularidad de YPF SA, se vean gravemente perjudicados, por el hecho de detenerse la producción, además del perjuicio económico que significa para las concesionarias, operadoras, empresas de servicios, detener la producción", agrega.

Si bien la exigencia del Gobierno a YPF es en carácter de "conminación", lo que implica una sanción si no se obedece, es difícil visualizar una salida como la que propone el gobierno. En primer lugar, porque no es una situación que se haya generado por factores mendocinos que se puedan modificar: se trata de una crisis histórica mundial con consecuencias en la provincia. Asimismo, desde el sector petrolero, quienes son ajenos a la disputa no ven herramientas legales a mano para obligar a una empresa a comprar materia prima a tal o cual proveedor.

Otro punto que condiciona la negociación es la propia situación de YPF, a la que también le sobran millones de barriles de petróleo y al igual que otras grandes compañías que operan en Argentina, como PAE, gran parte del excedente está en el mar, flotando en uno de los tantos buques que están en el Océano Atlántico a la espera que se normalice la situación.

Lo que reclaman del otro lado es que YPF "cierre un poco la canilla" en los yacimientos y permita que el resto pueda inyectar algo de petróleo en la refinería. Sin embargo, incluso ante ese escenario, habría otro inconveniente: el precio. Hoy en día, hay operadoras que sostienen que lo que se les pagaría por barril, en algunos casos, no alcanzaría para cubrir los costos de producción. En ese punto, esperan que se acelere la oficialización del "barril criollo", tal como se anunció la semana pasada.

De hecho, antes de que estalle este reclamo, YPF habría ofrecido a otras operadoras la posibilidad de comprales crudo y que éste quede almacenado en uno de los buques petroleros que alquiló la compañía nacional; ante esto, el precio habría sido el argumento por el que las operadoras no aceptaron esta posibilidad. 

De acuerdo con la intimación del Gobierno de Mendoza, que surgió después de teleconferencias entre representantes de petroleras y empresas de servicio con autoridades provinciales, YPF ya debería haberse contactado con el resto de las operadoras, con un plazo que vencería este lunes. Sin embargo, hasta el momento, no hay novedades al respecto ni una propuesta que satisfaga a ambas partes.

Esta nota habla de:
Te puede interesar
Petróleo: el tremebundo diagnóstico del sindicalista más importante del sector
Guillermo Pereyra

Petróleo: el tremebundo diagnóstico del sindicalista más importante del sector

En un audio que se viralizó en las últimas horas entre los grupos vinculados a la actividad petrolera, el dirigente neuquino -nacido en Mendoza- sintetizó: "La soga viene con mierda y hay que agarrarla con los dientes". Destacó que no pueden hacer paro porque "ya está todo parado". Incertidumbre por posibles despidos.
Efecto pandemia: los buques petroleros dominan los océanos
Una imagen que habla por sí sola

Efecto pandemia: los buques petroleros dominan los océanos

Ante la caída histórica de la demanda producto de la pandemia de covid-19, no hay lugar físico en tierra para almacenar el crudo producido. Dos consecuencias directas: derrumbe del precio y cientos de buques como único reservorio disponible. Una sola embarcación podría acopiar todo el petróleo que extrae Argentina en un día normal.
El barril criollo le reportaría a Mendoza más de $2.000 millones

El barril criollo le reportaría a Mendoza más de $2.000 millones

Así lo indica un informe elaborado por una consultora en base a las estimaciones realizadas a partir de la fijación de un eventual "barril criollo".