Explicador: Así quedó la Ley de Alquileres

La semana pasada Diputados sancionó la reforma con los cambios introducidos en el Senado. Hay tres datos para tener en cuenta.

El Gobierno Nacional promulgó la nueva Ley de Alquileres. A través del Decreto 533/2023, publicado este martes en Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo dio el paso legal para la entrada en vigencia de la nueva normativa en medio de la problemática habitacional que afecta a más deseis millones de inquilinos en todo el país.

Las reformas a la Ley de Alquileres fueron aprobadas por la Cámara de Diputados el miércoles pasado, con 128 votos a favor y 114 en contra. Con la nueva normativa, en principio, se busca poner un freno a la maniobra del cobro de alquileres para vivienda en dólares, algo que está establecido en uno de los puntos que formaron parte de los cambios incorporados.

Ley de Alquileres: se promulgó la norma con cambios

A través del Decreto 533/2023, publicado este martes en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo puso en vigencia la nueva normativa, que tiene como objetivo ordenar y solucionar los problemas habitacionales de miles de inquilinos en todo el país.

El decreto que establece las reformas al Código Civil y Comercial de la Nación contó con las firmas del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Agustín Rossi, y los ministros de Justicia, Martín Soria, y de Economía, Sergio Massa. Tras su promulgación se espera que la norma entre en vigor este mismo mes o a inicios de noviembre.

Además de ponerle fin al cobro de alquileres en dólares, también habrá cambios en la actualización del valor. A diferencia de la ley anterior, que permitía un único ajuste anual, la reforma dispone que las actualizaciones se llevarán a cabo cada seis meses. En consecuencia, los inquilinos pueden esperar dos incrementos de precio al año en lugar de uno.

Para establecer los incrementos se utilizará como base el coeficiente "Casa Propia," que es empleado por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.

Punto por punto, los cambios en la Ley de Alquileres

Los cambios de la norma tras la reforma son los siguientes:

  • Alquileres en pesos: la norma establece de manera clara que el precio de los alquileres debe expresarse en moneda nacional, y la publicidad de propiedades para alquilar no podrá mencionar otra moneda que no sea el peso argentino.
  • Actualización semestral de alquileres: en cuanto a la actualización de los alquileres, se introduce un cambio significativo. A diferencia de la ley anterior, que permitía un único ajuste anual, la reforma dispone que las actualizaciones se llevarán a cabo cada seis meses. En consecuencia, los inquilinos tendrán así dos incrementos del precio al año en lugar de uno.
  • Nueva fórmula de cálculo de la actualización de alquileres: la fórmula Casa Propia considera el indicador más bajo entre el promedio de la variación salarial anual y el promedio de la inflación durante el mismo período. Además, se incorpora un Coeficiente de Variación Salarial (CVS) con un aforo del 0,9, lo que significa que solo se tomará el 90% del promedio de la variación salarial.
  • Los contratos de alquiler suscriptos a partir de mañana deberán tener un plazo mínimo de tres años.
  • Se establecieron beneficios fiscales: la ley dispone que estarán exentos del pago del monotributo los ingresos provenientes exclusivamente de la locación de hasta dos inmuebles, y se exime del pago del Impuesto de Bienes personales a los inmuebles destinados a alquileres y del Impuesto a los Débitos y Créditos ("al cheque") para las operaciones vinculadas de los contratos. La ley, que invita a las jurisdicciones provinciales a aprobar otros beneficios tributarios, permite al propietario y al inquilino descontar del Impuesto a las Ganancias el 10% del valor total del alquiler anual.

¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?