El mal tiempo y un brote de coronavirus generaron cortes de gas

No se pudo regasificar el GNL que llegó en embarcaciones a Bahía Blanca. El faltante se da en medio de una ola de frío polar que afecta a gran parte del país.

El mal tiempo y una ola de contagios de coronavirus complicaron el ingreso de las embarcaciones con Gas Natural Licuado a las terminales de Bahía Blanca y Escobar, generando una menor oferta de gas en el sistema. Como consecuencia de esto, se cortó el abastecimiento a la industria y estaciones de GNC.

Los cortes del suministro comenzaron anoche y afectan a decenas de industrias del país, según publicó este miércoles el sitio especializado en energía Econojournal. "Las empresas afectadas son aquellas que tienen contratado el suministro bajo la modalidad interrumpible", agregó el portal.

Los problemas se originaron por la imposibilidad de llevar a cabo normalmente la operación en la terminal de regasificación de Bahía Blanca por malas condiciones climáticas. En tanto, en la terminal de Escobar hubo demoras en la reposición de un barco demorado por una ola de contagios de coronavirus entre la tripulación.

Por otra parte, en el puerto de Bahía Blanca se demoró el ingreso del barco con recarga, con lo cual, faltarán 16 millones de metros cúbicos (MMm3) en el sistema en el medio de una ola de frío polar que incrementó la demanda de gas en gran parte del país, incluyendo la zona más densamente poblada: el AMBA.

A esto se suman algunos cortes de productores que mantienen fuerza mayor, como YPF y Total, que no estaban aplicando restricciones. Se estima que la condición de faltante de inyección se mantendrá hasta el jueves o el viernes a medida que se normalicen las condiciones del sistema.

Esta nota habla de:
Más de Economía