Preocupación de los trabajadores de Télam en Mendoza

Son siete los empleados que ejercen sus funciones en Mendoza como corresponsales de Cuyo. La incertidumbre crece ante el anuncio del presidente electo, Javier Milei.

El presidente electo, Javier Milei, manifestó este lunes su intención de avanzar con "privatizaciones" de empresas del Estado, entre ellas la agencia de noticias Télam. 

Milei ratificó que buscará privatizar YPF, la TV Pública, Radio Nacional y Télam

Respecto a esto, el político liberal libertario explicó que todas las empresas que puedan ser administradas desde el sector privado serán administradas de esa forma. 

Actualmente, Télam cuenta con una planta permanente de unos 700 empleados, más unos 300 monotributistas que facturan por sus servicios. Mientras que en Mendoza, son siete los empleados en planta, dos fotógrafos y cinco periodistas. 

Uno de los empleados de Mendoza que podría resultar damnificado explicó: "Durante la presidencia de Mauricio Macri, en 2018, fui uno de los 354 trabajadores que resultó despedido. Luego la Justicia nos volvió a incorporar a la planta permanente".

"Es un momento de incertidumbre, pero es verdad que Télam, al igual que todos los medios del Estado, como Radio Nacional y la TV Pública, necesitan un ajuste. Hay demasiada gente para las tareas asignadas. En otros países del mundo, las agencias estatales, como EFE en España, funcionan a la perfección, pero la administración es diferente. 

El ajuste de 2018

El Gobierno echó a 354 personas de la agencia Télam, el 40% de su personal. Los empleados recibieron ese 26 de junio de 2018 los telegramas, sin que hubiera un listado oficial sobre quiénes estaban despedidos.

Los que seguían, recibieron un mail, con el título "Sos parte de la nueva agencia Télam. Confiamos en vos para la construcción de una agencia profesional, pluralista, democrática y federal, con capacidad para producir contenidos informativos confiables que nos permita abastecer a la industria periodística basada en el desarrollo de las nuevas tecnologías".

Al mediodía, unos 500 empleados hicieron una asamblea en la puerta del tradicional edificio porteño de Bolívar 531, donde decidieron tomar ese edificio y el de la avenida Belgrano 347. "Le exigimos al ministro Lombardi la reincorporación de todos los despedidos y denunciamos el conflicto en el Ministerio de Trabajo, para que dicten la conciliación obligatoria", dijo un delegado gremial. 

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?