Los pro y los contra: el escenario del potasio bajo el cual Suarez viajó a Canadá

Aunque es real que el precio del potasio esta subiendo, no se trata de un mineral que vaya a tener la demanda que se proyecta para el cobre o el litio. También se debe analizar el factor que implica que la minera más grande del mundo avance con un proyecto que puede copar la demanda mundial.

El gobernador Rodolfo Suarez viajó hoy a Canadá junto al CEO de PRC S.A.U. para sostener reuniones con los potenciales inversores que estarían interesados en reactivar Potasio Río Colorado, el yacimiento ubicado en el departamento de Malargüe. 

El contexto del viaje, con la delegación más nutrida de la corta y ambigua historia minera de Mendoza, es muy diferente al que existía antes de la invasión rusa a Ucrania. El aumento del precio del potasio genera mayor optimismo, pero también hay otros factores a considerar y uno de ellos no es para nada menor.

Hoy el precio de la tonelada de potasio está por encima de los US$550 por efecto de la guerra. Antes del conflicto se mantuvo por debajo de los US$300 y más cercana a los US$200. Igualmente está muy lejos del 2009, fecha en que se acercó a los US$900 por tonelada, fecha en que Vale proyectó una producción de más de cuatro millones de toneladas con una ampliación del proyecto que implicaría una inversión que rondaría los US$7.500 millones.

El gráfico que muestra el fuerte aumento del precio del potasio en los últimos meses.

El gráfico que muestra el fuerte aumento del precio del potasio en los últimos meses.

Con el precio actual y una demanda que se estima crecerá en unos 15 millones de toneladas hacia el 2040, para llegar a los 105 millones de toneladas, el panorama parece ser propicio para la inversión en el sector.

Este contexto nuevo, con mayor demanda y mejor precio, es favorable para la intención del PRC S.A.U, la empresa estatal a cargo del yacimiento, para encontrar un socio inversor, porque técnicamente tiene un producto que podría ser atractivo, dependiendo de las condiciones.

Sin embargo, en ese camino hay que considerar también que la inversión que espera conseguir Mendoza estaría en torno a los US$1.000 millones, cifra que es similar al dinero que va a enviar el Estado nacional por Portezuelo y superior a cualquier inversión privada que se tenga recuerdo en la provincia en las últimas décadas. 

No se trata de una cifra menor y será clave ver qué condiciones se le ofrecen a los inversores el próximo martes en el Hotel Ritz Carlton de Toronto, lugar elegido por el banco suizo UBS -contratado por PRC para buscar inversores- para instalar el espacio de networking en el que Suarez, Guiñazú y los otros cuatro viajeros, se reunirán con los potenciales interesados.

Aunque la idea de Guiñazú es apuntar a un proyecto de US$1.000 millones, no se deja afuera una segunda opción bastante menos ambiciosa y a la vez más cercana a la concreción. Un proyecto de US$200 millones, aproximadamente, para producir unas 200 mil toneladas anuales que permitan abastecer la demanda local y de algunos países vecinos.

El factor BHP

Otro factor a considerar, que para el gobierno parece ser positivo, pero que para algunos expertos llama a estar alerta con las expectativas que se ponen en PRC, es la decisión de BHP Billiton (el grupo minero más grande del mundo) de entrar al negocio de los fertilizantes con su proyecto Jansen en Canadá.

Jansen es un proyecto de US$5.700 millones que producirá en una primera etapa 4,35 millones de toneladas anuales (hacia 2027) y 4 millones más en una segunda etapa, con lo que copará con 8 millones de toneladas la mitad del crecimiento de la demanda que se estima para el 2040. 

Se cree que la demanda crecerá entre un 1,5% y un 3% al año, análisis que irá haciendo BHP en el camino para decidir si avanza, además, con otras etapas del proyecto. En cuatro etapas, el potencial de Jansen es de 17 millones de toneladas anuales, duplicando su participación en el total de la demanda mundial.

Además, hay que considerar que el mercado del potasio no es un mercado de futuro, sino más bien de contratos anuales en el que hay pocos actores. Con buen precio y proyectos en marcha, tampoco se descarta que los actores que ya proveen millones de toneladas al mundo aumenten su producción.

Con ese escenario del mercado y con el gigante minero BHP moviendo sus piezas, PRC busca en el mercado una suma fuerte de dólares para un proyecto en Mendoza (mal calificada en el mundo minero) y en Argentina (cuestionada por su seguridad jurídica).

Claramente no se trata una negociación fácil, pero en PRC confían en que el trabajo de UBS también ayudará para poder conseguir un socio. La cuestión ahora es ver en qué tipo de proyecto y con qué nivel de inversión. Más allá del nivel del número, para Mendoza es fundamental poner el proyecto en marcha en el mediano plazo, considerando que no se sabe cuándo pueden cambiar las condiciones del mercado (como ocurrió con Vale) y porque significa un costo mantener la infraestructura existente en el yacimiento.

Esta nota habla de:
¿Es el Metrotranvía el mejor transporte de Mendoza?