#FelizVendimia, una campaña para que en Mendoza "no quede ni un vino sin vender"

Así como en Navidad se entregan obsequios, o en la Semana de la Dulzura se intercambian golosinas, el empresario Julio Chretien propuso algo similar durante la Vendimia. Busca que tenga un impacto no sólo económico, sino también cultural.

"Feliz Vendimia" es el tradicional saludo entre los mendocinos durante los primeros días de marzo, en coincidencia con la celebración de la cosecha. Ahora, proponen que al saludo lo acompañe un obsequio, un vino, similar a lo que ocurre en Navidad, o la Semana de la Dulzura, con la diferencia que en lugar de intercambiar golosinas sean varietales.

La idea la propuso Julio Chretien, quien además de estar al frente de su empresa de publicidad, es un apasionado de todo lo vinculado a la vitivinicultura, de historia y actualidad. "Más que una semana, 'Feliz Vendimia' debería durar un mes, todo marzo, y el tradicional saludo debería estar acompañado por un vino como obsequio", contó.

"La Vendimia es un concepto que tenemos que tener todos los mendocinos y expandirlo por toda la Argentina. Es nuestra fiesta madre; me indica que tengo que tomar vino, ¿y qué vino vas a tomar? El que te voy a regalar a vos, de la misma forma que si vos sabés que te voy a regalar, me lo vas a retribuir", continuó Chretien.

 Además de generar un crecimiento en la comercialización de vinos durante el mes de la Vendimia, la idea de Chretien busca consolidar el valor que tiene el vino en la cultura mendocina. "Habría que sentar las bases ahora para que el año que viene no alcance el vino de Mendoza por los regalos que se hacen", completó.

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo