Cristo Redentor: qué se puede esperar tras los anuncios de Chile por la variante Ómicron

La aparición de la variante sudafricana volvió a remecer al mundo y en Chile ya comenzaron a tomar medidas restrictivas para demorar el ingreso de la variante. La postergación en la apertura de los pasos terrestre es una señal de lo que se puede esperar para el futuro.

No hay dudas al respecto, peligra la apertura del Sistema Integrado Cristo Redentor en enero. La señal que dio ayer el ejecutivo trasandino, que suspendió la apertura del primer grupo de complejos fronterizos que estaba agendada para mañana, es muy clara y confirma que no tendrán mayores problemas en volver a aplicar medidas restrictivas duras para evitar o demorar el ingreso de la variante ómicron al vecino país.

Chacalluta, Pino Hachado y Colchane, ubicados en el norte y el sur del vecino país iban a ser los primeros pasos en habilitarse, pero la medida se postergó y recién se volverá a analizar a mediados de diciembre, es decir, 15 días antes de la fecha que se anunció para la apertura del paso entre Mendoza y Chile.

Cristo Redentor quedó en un segundo grupo de pasos a habilitarse, porque más allá de su alto flujo de turistas, no genera mayor problema para el ejecutivo trasandino mantenerlo cerrado. Sin embargo, Chacalluta y Pino Hachado se iban a abrir por la presión que existe por parte de la población en el extremo norte y sur, por la relación con Perú y Argentina, respectivamente. En esas zonas, sin la altura de la cordillera complicando el trayecto, es posible moverse entre uno y otro país en poco tiempo, generando un vínculo que tiene décadas y que va desde lo comercial hasta lo familiar.

Por eso, y analizando esa lógica, si el gobierno de Piñera decidió postergar la apertura de esos pasos a pesar de las manifestaciones, no dudarán en mantener cerrado Cristo Redentor para el turismo, sector que pareciera que están dispuestos a sacrificar en medio del escenario sanitario actual. Sin embargo, aún no hay información oficial respecto a lo que sucederá con el túnel internacional.

Considerando ese contexto, y aunque falta un mes para la anunciada apertura del Complejo Los Libertadores, es altamente probable que se pueda postergar y, de no ser así, que se apliquen más requisitos para poder cruzar. Es que la apertura no fue la única medida que se postergó, también se suspendió la habilitación para que las personas con tres dosis de vacuna anticovid no hicieran cuarentena ni PCR en su ingreso al país. Ahora, deberán hacerlo y esperar el resultado en aislamiento.

Por eso, en caso de confirmarse la apertura de fronteras terrestres en las fechas estimadas, no se debe descartar que las autoridades sanitarias chilenas endurezcan más su postura para permitir el ingreso de extranjeros con planes turísticos, tal como lo han mantenido a pesar de la mejora en la situación epidemiológica y el alto nivel de vacunados.

Además, estas medidas se están tomando de manera preventiva, por lo que en caso de presentarse algún caso de ómicron en el vecino país o en alguno con el que tenga frontera, las medidas podrían ser muy duras, como la prohibición de ingreso a extranjeros que estuvieron en África, la cual se pondrá en vigencia mañana.

De esta forma, el anuncio de Chile sólo vino a generar más incertidumbre en los mendocinos que estaban pensando en las playas trasandinas para el verano 2022.




Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?