Tras el vertido de agua en Fukushima, los niveles son los permitidos

Tokyo Electric Power (TEPCO), la operadora de la planta de Fukushima, asegura que los niveles radioactivos en aguas marinas derivados del vertido al mar, se encuentran "por debajo" del límite legal.

Según TEPCO, las muestras tomadas tras el vertido de aguas residuales  del reactor nuclear japonés de Fukushima al mar presentan niveles de radiactividad muy por debajo de los límites de seguridad.

"Hemos confirmado que el valor analizado es igual a la concentración calculada, y que el valor analizado está por debajo de 1.500 Bq/L" (bequerelios por litro, una medida de radioactividad), declaró el portavoz de TEPCO, Keisuke Matsuo, el viernes (25.8.2023), un día después del inicio del vertido. La norma nacional de seguridad es de 60.000 bq/l.

El equivalente a 540 piscinas olímpicas

Las autoridades japonesas iniciaron el jueves (24.8.2023) el vertido al océano Pacífico de alrededor de más de un millón de toneladas de agua depurada procedente de la planta de Fukushima, devastada por el terremoto y posterior tsunami de 2011.

La descarga del agua, que equivale a cerca de 540 piscinas olímpicas, es un paso importante para desmantelar la central, aún muy peligrosa doce años después de la catástrofe.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica de la ONU (OIEA) ha dado el visto bueno al plan y supervisa el proceso de vertido, que, según sus criterios, se adecua a "las normas internacionales de seguridad". Sin embargo, el proyecto ha generado una oleada de preocupación y advertencias en los países vecinos, con China a la cabeza, así como en el sector pesquero.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...