Carlos Iannizzotto: "La política ha desabastecido al país"

El presidente de Coninagro reclamó por la falta de combustible para la producción y pidió que se revise la posibilidad de utilizar biodiésel.

"Según la información que vamos recolectando, hoy la brecha ente oferta y demanda en el interior del país lleva a que existan cupos de venta de gasoil para contratistas y transportistas, los que se consiguen en torno a los 1000 y 1500 litros diarios racionados. Sin embargo, existe una gran cantidad de equipos de cosecha que necesitan contar mínimamente con 3000 litros diarios para abastecerse", afirmó el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto.

Según Coninagro, aproximadamente el 30% del gasoil que se consume en la Argentina es importado y, como resultado de la suba de los precios internacionales de la energía posterior a la invasión de Ucrania, el valor al que pueden importar las petroleras es totalmente incompatible con el precio al que el Gobierno aspira a que se venda en los surtidores. La producción doméstica es menor a la necesaria, por otro lado, y ello no es necesariamente justificado por los bajos precios porque ocurre hace varios años. Hay desincentivos desde hace tiempo. No se puede exportar fácilmente porque se autoriza un volumen solo luego de abastecido el mercado local, según explica un reporte del Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi.

En ese sentido, Iannizzotto indicó que: "El problema de combustibles y energías no es nuevo en la Argentina. En 2008 exportábamos gas y gasoil, y desde 2010 empezamos a importar, esto es una muestra de que la política ha desabastecido al país y le está dando la espalda a la gente, porque tener problemas de infraestructura energética supone atentar directamente contra el empleo y contra la posibilidad de producción y de trabajo, y han entrado muchos dólares, es decir que no somos un país sin recursos. Tenemos recursos naturales, humanos y divisas pero la administración ineficiente de la política nos está llevando a pasar estos momentos que hoy estamos atravesando los productores y la sociedad en su conjunto haciendo filas para cargar combustible".

"Es evidente que hay un problema de improvisación y también de gestión. Este año venía con más actividad productiva pero no se previno que podía suceder esto. Desde Coninagro venimos insistiendo y desarrollando un emprendimiento como el bioetanol , que da trabajo, mano de obra, y creemos que puede ser una alternativa, pero no hay soluciones mágicas, es complejo porque hay que coordinar muchos aspectos entre los ministerios de Agricultura y de Producción", sostuvo, y agregó: "En Mendoza, por ejemplo, no se notaba tanto esta problemática y ya se ve cómo va creciendo, la falta de gasoil trasciende a lo productivo y está afectando a la logística".

Largas filas de camiones esperando poder cargar combustible

"Una solución posible de corto plazo está efectivamente en que Argentina cuenta con disponibilidad de materia prima y capacidad de producción de biodiésel para sustituir más de 1 millón de toneladas de importaciones de gasoil con un producto 100% de fabricación nacional. Los estándares vigentes para la producción de biodiésel establecidos para un corte del 10% permiten incrementar la oferta de este aporte, porque existe capacidad técnica del biodiésel para sustituir al gasoil en el transporte. Podría por resolución llevarse a una participación de biodiésel hasta un máximo del 15% a través de un mercado de libre oferta y demanda", expresó el vicepresidente de la entidad cooperativa, Elbio Laucirica.

Asimismo, Iannizzotto sostuvo que: "Argentina produce cada vez más crudo en Vaca Muerta, que es un crudo muy liviano, que luego se utiliza para la fabricación de productos livianos, como la nafta. Mientras que el gasoil requiere crudos pesados. Cada vez hay más proporción de crudo liviano y menos de crudo pesado con el cual se puede generar más porcentaje de gasoil. Por ende, el gasoil debe ser importado en buena cantidad. Pero la escasez cambiara impide acceder al gasoil y a sus insumos".


Esta nota habla de: