El operativo de control de la polilla redujo la plaga un 40% este año

Demandó una inversión de $1.400 millones y este año los productores estuvieron exceptuados del pago.

La Lobesia botrana o polilla de la vid es la principal amenaza sanitaria de la vitivinicultura mendocina, con un impacto de hasta 50%, en caso de no efectuar acciones para su control, por eso cada año el Iscamen organiza el operativo de prevención. El operativo de este año redujo 40% la plaga este año.

El actual operativo tuvo un presupuesto de $1.496 millones, compuestos por $835.000.000 de fondos provinciales, además se exceptuó a los productores de la Contribución Obligatoria Especial (COE), y $661.500.000 de fondos nacionales. 

La Lobesia es una de las enfermedades de la vid más extendidas

Las tareas de cotrol, que comenzaron a principio de septiembre incluyó diversas etapas de intervención, según el estado biológico de la plaga y la fenología de los cultivos, estuvo dividido en cuatro momentos: asistencia con difusores de feromonas, en 24.499 hectáreas, correspondientes a 1.417 propiedades; entrega en mano de insecticidas para el control de la primera generación de Lobesia botrana, en 25.000 hectáreas, llegando a 1.500 propiedades, entre orgánicas y convencionales; servicio de tratamientos aéreos con productos específicos y de bajo impacto ambiental en 124.550 hectáreas, cubriendo total aproximado de 8.700 propiedades, y servicio de aeroaplicación de feromonas pulverizables, para el segundo vuelo de la plaga, en 15.900 hectáreas, sobre un total aproximado de 1.300 propiedades de los oasis Norte y Este de Mendoza.

También se utilizó el Servicio de Tratamientos Aéreos sobre cultivos en estado de abandono o con importante descuido fitosanitario, de los oasis Norte y Este. 


Esta nota habla de:

Tenés que saberlo