Los casinos en Mendoza recaudaron $4.376 millones durante 2019

Representa más que el presupuesto anual de varios departamentos. La sala Enjoy es la que más ganancias generó, tanto en el rubro máquinas como en el juego vivo. El ránking.

Un total de 4.376 millones de pesos fue lo que recaudaron las 12 salas de juegos de azar habilitadas en la Provincia de Mendoza durante el año 2019. Así se desprende al analizar el balance que publicó mensualmente el Instituto de Juegos y Casinos, y en el que se puede apreciar que las máquinas tragamonedas fue lo que generó mayores ganancias: $3.880 millones frente a los $496 millones del juego vivo.

Para graficar lo que representa la recaudación de los casinos ($4.375 millones), hay departamentos del Gran Mendoza que tienen un presupuesto anual por debajo de aquella cifra. Por ejemplo, Maipú utilizará $2.650 millones en 2020 y Capital, 3.700 millones. Además, uno de los más poblados del interior, como San Martín, funciona con menos de la mitad de los recursos que genera el juego de azar en la provincia: $2.000 millones.

De acuerdo con los datos oficiales del IPJyC, el casino más redituable el año pasado fue el Enjoy, ubicado en el Hotel Sheraton. Durante 2019, en esta sala los apostadores perdieron unos $869 millones, el 19,8% de la recaudación total de los casinos. En el segundo lugar se ubicó el Regency, del Hotel Hyatt, que a mitad de año cambio su nombre a Sun Plaza: recaudó unos $706 millones, el 16,1% del total.

El tercer casino que más recaudó durante el año 2019 -o el que mayores pérdidas generó a los apostadores- fue la sala del complejo Arena Maipú, con una cifra cercana a los $520 millones, alrededor del 12% del total provincial. Más atrás, unos $480 millones recaudó el Casino Cóndor del Hotel Intercontinental y un número similar, la sede central del Casino de Mendoza. Entre los dos reunieron el 22% del total.

En cuanto a los números publicados, vale aclarar que ya han sido descontado los premios entregados, pero no así los gastos. Aquí, recaudación no es sinónimo de ganancias, ya que con parte del dinero mencionado los casinos deben cubrir los gastos -sueldos, traslado de dinero y otros servicios- y realizar los aportes correspondientes al Estado: los privados pagan el 21.5% de ingresos brutos y los estatales el 35% por Ley de Responsabilidad Fiscal.

En el caso específico de la sede central del Casino de Mendoza ubicada en Godoy Cruz, ésta termina siendo deficitaria para el Estado porque si bien el IPJyC y el dueño de las máquinas se reparten la recaudación, la empresa privada sólo se hace cargo de las tragamonedas y el organismo estatal termina asumiendo los costos de todo lo demás: seguridad, cajeros, limpieza y traslado de caudales, entre otros servicios.

Por otra parte, a pesar de no contar con juego vivo, la sala que más recauda en el interior de la provincia es la sede del Casino de Mendoza de San Martín. Allí, durante 2019, los apostadores perdieron aproximadamente $381 millones, sólo con tragamonedas, lo que representa el 8,7% de lo que recaudaron todos los complejos de juegos de azar de la provincia. Aquí, el Estado sí gana, ya que el convenio con el dueño de las máquinas es distinto al firmado por la sede central.

Más atrás en la lista aparece el casino del hotel Tower de San Rafael, con $254 millones, 5,8% del total, seguido por el complejo del hotel Fuente Mayor de Tunuyán, con una recaudación anual de $137 millones, lo que representa un 3,1% de la "torta" provincial. Ambos cuentan con juego vivo, pero en la parte final de 2019 el casino del Valle de Uco fue dejando de lado esta opción.

El resto de lo recaudado durante 2019 por los casinos en Mendoza -unos $500 millones- surgen de las sedes del IPJyC de Rivadavia, General Alvear y Malargüe, y del Casino Club que funcionó en San Rafael hasta octubre.

Esta nota habla de:
Más de Economía