Mendoza esperará los anuncios de la Nación para presentar su propio paquete de ayuda económica

Como lo hizo Córdoba por intermedio de su banco provincial, Mendoza podría utilizar herramientas a su alcance, como el Fondo de la Transformación y el Crecimiento y, en todo caso, el Banco Nación. Se esperan anuncios desde la Casa Rosada para conocer el alcance y complementación de medidas.

Aunque fue una promesa de campaña tenerlo, Mendoza no cuenta con una herramienta financiera propia para avanzar con un rescate de las pymes como lo anunció ayer el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, que dispuso 4 mil millones de pesos como avales para que las empresas pequeñas y medianas puedan garantizar el pago de salarios. El corto tiempo transcurrido desde el inicio de la gestión hasta ahora, sumado al traspié que impidió el desarrollo de recursos por intermedio de la actividad minera, ponen a la provincia más en una situación de expectativa que en una propositiva.

Por ello, esperará a que la Nación anuncie su plan de ayuda económica antes de avanzar con lo que pueda hacerse a nivel local. Se estudia en Casa de Gobierno un plan en el que muy probablemente deban recurrir al Banco Nación y al Fondo de la Transformación y el Crecimiento. En Mendoza se sabe que, siempre, el Poder Ejecutivo nacional apuntará con más fuerza al conurbano bonaerense, con capacidad de estallido social, aunque en las provincias esté el sistema productivo, ya afectado desde antes de la cuarentena.

El gobierno nacional estudió durante el fin de semana un plan de ayuda para los sectores informales que el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, estimó en 1 millón de personas. El presidente Alberto Fernández sostuvo en una entrevista que "tenemos que ver cómo resolvemos al problema del taxista, del monotributista, cómo resolvemos el problema de quien recibe la Asignación Universal por Hijo y necesita más recursos porque no están trabajando".

Pero el problema es más amplio, como reconoció el propio mandatario al referirse a la situación de las pymes y del pequeño comerciante "que se queda sin vender". Todas esas situaciones, aseguró, "van a tener una respuesta, vamos a gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila, no podemos sumarle a una pandemia la inseguridad para vivir. Pensamos en los desamparados, no los vamos a abandonar".

Algunas propuestas

- Tal como lo publicó Memo, el Consejo Empresario Mendocino (que colaboró comprando 10 respiradores mecánicos) hizo su propia lista de pedidos: "Entendemos necesarias la exención, reducción o diferimiento de impuestos nacionales y provinciales como así también de tasas y servicios municipales; ayuda financiera a empresas con líneas de crédito productivo y capital de trabajo en condiciones diferenciales; restructuración de las deudas financieras de las empresas; diferimiento del pago de las contribuciones patronales, entre otras.

- El economista Martín Tetaz propuso cuatro medidas al gobierno nacional:

1- Cuarentena impositiva.

2- Reprogramación de vencimientos bancarios; cuotas créditos y pago tarjetas.

3- Ampliar a monotributistas y autónomos el bono que se paga a planes sociales.

4- Duplicar y simplificar seguro de desempleo.

- El economista Fausto Spotorno planteó la necesidad de asegurar el pago por parte del sector privado formal de los sueldos de marzo (en poco más de una semana) mediante un depósito de $ 30.000 por empleado con recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. Las empresas podrían tomar como préstamo a un año con 4 a 6 meses de gracia. La medida, precisó Spotorno, costaría 1% del PBI y podría financiarse mediante la venta de bonos del FGS al BCRA, que los pagaría con emisión, a reabsorber mediante el recupero de los préstamos después de la tormenta.

- Desde el IARAF, Instituto Argentino de Análisis Fiscal, Nadin Argañaraz, Ariel Barraud, Andrés Mir y Bruno Panighel, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal difundieron una propuesta de coordinación fiscal entre Nación, provincias y municipios para una política de reducción impositiva por un total de 610.000 millones de pesos, 330.000 millones de Nación (1% del PBI) y 180.000 millones por parte de Provincias y Municipios (0,9%). La clave, dijeron, es ordenar todo en base al sistema de coparticipación vigente, para que no haya desmadre ni en la ejecución ni en la salida y eventual recupero de al menos parte del paquete.

Pero habrá que munirse de paciencia para conocer las medidas, en medio del confinamiento social, sobre todo a la espera de poder dimensionar la escala de la afectación que la pandemia de coronavirus covid-19 tendrá definitivamente en Argentina en los próximos días, para conocer si se extenderá o no la cuarentena total.

Esta nota habla de:
¿Es cristina Kirchner la única líder que tiene el peronismo, todavía?