Monotributo: piden cambios en los topes de facturación

Los Monotributistas Asociados de la República Argentina tendrán mañana un encuentro clave en Casa Rosada. Intentarán introducir cambios en el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes que afecta negativamente al 95% de los 4.885.000 monotributistas .

Los Monotributistas Asociados de la República Argentina (MARA) tendrán mañana martes un encuentro clave en Casa Rosada con el equipo del Ministro de Economía Luis Caputo. Allí intentarán introducir cambios en algunos de los aspectos del proyecto de ley conocido como "Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes" que afecta negativamente al 95% de los 4.885.000 monotributistas que trabajan en el país bajo esta modalidad.

La propuesta que llevarán tiene tres aspectos claves: por un lado, pedirán que suban los topes de facturación para evitar caer en el régimen general impositivo por el cual se pagan sumas muy superiores; el segundo punto insistirá en que el ajuste de las cuotas sea el menor posible y por último que se establezca un monto no imponible cuando la facturación mensual esté por debajo de la línea de pobreza.

A decir de los expertos, el panorama no es nada alentador porque el gobierno al realizar el planteo del nuevo proyecto mostró claramente cuáles son sus objetivos: aumentar la recaudación fiscal. Una vez que cayó la Ley Ómnibus, se volvió a presentar un paquete más pequeño bautizado esta vez como Ley Combi. El nuevo esquema contiene entre otras cosas las reformas para los monotributistas y para la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias que tanto esperan los gobernadores para mejorar las arcas provinciales.

Noelia Villafañe, titular de MARA explicó en diálogo con Memo que desde fines de enero vienen conversando con diferentes funcionarios de Afip y del equipo económico del gobierno nacional donde existe alguna receptividad a los planteos pero no hay respuestas concretas todavía.

En ese momento, el proyecto presentado de Ingresos Personales incluye cambios para los monotributistas en cuanto a los topes de facturación. Por ejemplo, en la categoría A se podìa facturar hasta 5 millones de pesos; en la categoría B, hasta 8 millones de pesos anuales; en la C hasta 11, 5 millones hasta llegar a las de mayor monto, las que se dedican a facturar servicios profesionales y bienes muebles, como la H que llegaba a los 35 millones de pesos, y la K hasta los 68 millones anuales. Esto fue recibido como un buen síntoma porque significaba que se tomaba en cuenta la influencia de la inflación en los precios de las cosas, por lo que se mantenía el estatus de monotributista.

"Hasta ahí estaba todo bien. El tema de los precios unitarios estaba bien, el tema de la actualización de las cuotas de alquiler estaba bien, es decir, había cosas que nosotros ya veníamos pidiendo cuando nos presentamos en las comisiones del Congreso ya que las tablas de las categorías estaban achatadas. Pero sucedió que el ministro Caputo aprovechó este contexto en el cayó la ley Ómnibus para meter otro ajuste que ya habían sido modificadas en enero del 2024. Se vuelven a publicar y están otra vez cambiadas, por eso hablamos de un doble ajuste, con el agravante que fue ilegal porque se apartaron el artículo 52 de la ley 24977. Eso es así, porque los topes de facturación aumentaron un 49%, pero las cuotas subieron un 110%, distorsionando muchos las tablas" indica Villafañe.

Y ejemplifica, algunos monotributistas que bajaron de la categoría B a la A por la ampliación del tope de la facturación, pensaron que era una buena noticia porque podían facturar hasta 5 millones de pesos, pero se encontraron que en lugar de pagar una cuota menor de monotributo, deben abonar más del doble (de alrededor $13.000 a $ 27.500) en un momento de fuerte contracción del consumo. Por eso decimos que esto le afecta al 95% de los monotributistas y solo beneficia al 5% restante que factura en las categorías más altas"

Esto fue así hasta hace unos días atrás, porque el gobierno volvió a retocar el proyecto y decidió bajar los topes de facturación dejándolos como eran antes, pero las cuotas quedaron igualmente altas. Entonces, siguiendo el ejemplo de la Categoría A, en lugar de pagar $27500, pagará $26100 y así pasa con todas las categorías que siguen.

En el fondo del debate de éste proyecto están los cambios en el impuesto a las Ganancias que necesitan con urgencia los gobernadores, por lo que en toda esta negociación es muy posible que los legisladores que representan a las provincias terminen votando lo que el gobierno nacional proponga respecto del paquete fiscal en su totalidad.

Por otro lado, existe la idea de que la mayoría de los monotributistas evaden impuestos, pero en el medio están los más pequeños que trabajan en muchos casos como contratados por organismos del Estado, obras sociales o empresas y facturan montos por debajo de la línea de pobreza o de la indigencia.En estos casos, si se les impone una cuota de 27 mil pesos, más los pagos por ingresos brutos, termina siendo un impuesto confiscatorio. De ahí la idea de exceptuarlos del pago del monotributo.

Villafañe aclara que "muchos plantean que no se puede subir los montos topes de facturación y no aumentar la cuota, pero eso ya pasó, en el 2022, 2021 y 2020, se aumentaron topes de facturación sin tocar la cuota. Se puede hacer por ley de Alivio Fiscal, pero es difícil porque el plan es recaudar, pero no pueden matar al monotributista, ya que se van a terminar dando de baja al no poder pagar, ya que los más chicos no tienen espaldas para surfear la crisis".

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...