Por qué el papa Francisco terminó asociándose con grandes multinacionales

Jorge Bergoglio, que ha criticado repetidamente al capitalismo en términos mordaces, anunció una nueva asociación con empresas enormes, como Mastercard, Salesforce o Bank of America.

Puede parecer una pareja inusual: las grandes empresas y el Papa Francisco, que ha criticado repetidamente al capitalismo en términos mordaces. Pero esta semana anunciaron una nueva asociación, otra señal de la creciente influencia de las prácticas ambientales, sociales y de gobernanza en los negocios.

Un grupo de empresas, inversionistas y otros grupos que representan U$S 2.1 billones en capitalización de mercado y 200 millones de empleados, ha anunciado compromisos con objetivos ambientales y comerciales sostenibles con la bendición del papa Francisco.

Los 27 líderes del consejo son conocidos como "Guardianes del Capitalismo Inclusivo", entre ellos Ajay Banga de Mastercard, Marc Benioff de Salesforce y Brian Moynihan de Bank of America. Se reunirán cada año con Francisco y el cardenal Peter Turkson. Así lo publicó el NYT este martes.

"Se necesita con urgencia un sistema económico que sea justo, confiable y capaz de abordar los desafíos más profundos que enfrenta la humanidad y nuestro planeta", dijo Jorge Bergoglio en un comunicado.

El grupo es una creación de Lynn Forester de Rothschild, la empresaria que ha respaldado empresas para promover el llamado capitalismo inclusivo a raíz de la crisis financiera de 2008. Entre ellos se encuentra Inclusive Capital Partners, un fondo de cobertura activista cofundado con Jeff Ubben.

El video en el que Francisco les dice a los jueces que "la propiedad privada no es intocable"

Las promesas corporativas son significativas, pero algunas no son nuevas: BP, por ejemplo, reafirma un compromiso de lograr emisiones netas de carbono cero para 2050 que anunció en febrero.

Por su parte, el Papa, cuyo tiempo en la Iglesia se ha centrado en la preocupación por los pobres, ha criticado durante mucho tiempo al capitalismo por sus pecados y excesos (hace cinco años, lo llamó "el estiércol del diablo"). 

En una encíclica, la enseñanza más autorizada que puede hacer un papa, que publicó en octubre, Francisco reprendió al capitalismo de mercado por fallar a la humanidad durante la pandemia.

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo