Peugeot fabricará en Argentina un auto "popular" para Brasil

Se trata del 208 Style. Tiene motor 1.0 y equipamiento mínimo. Se vende con un sistema más honesto que el "plan de ahorro".

El gobierno de Lula da Silva presentará el próximo 25 de mayo un paquete de medidas económicas para fomentar la venta de un "carro popular" en Brasil. En la práctica, no será un sólo modelo que se ofrecerá a la venta, sino una serie de incentivos y planes de financiación subsidiados por el Estado, para que las automotrices ofrezcan vehículos 0km cumpliendo una serie de requisitos mínimos.

Cualquier marca podrá participar de este plan de fomento del Estado brasileño, que tiene por objetivo aumentar las ventas de autos 0km, para combatir la recesión que afecta al país vecino. Entre las automotrices interesadas, la primera que picó en punta fue Peugeot, con el "208 Carro Popular" fabricado en la Argentina.

Se trata de una versión producida en la Planta El Palomar, en la provincia de Buenos Aires, que tiene una configuración exclusiva para cumplir con las exigencias del Gobierno de Brasil. El "208 Carro Popular" fue creado sobre la base de una versión que no existe para el mercado argentino, a pesar de ser fabricado en nuestro país: es el 208 1.0 Like, con el motor 1.0 Firefly de Fiat (tres cilindros, seis válvulas, 71 caballos de potencia y 98 Nm de torque).

En cuanto al equipamiento, el "208 Carro Popular" viene de serie con doble airbag frontal, frenos ABS, control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente, aire acondicionado y levantavidrios eléctricos delanteros. En opción (y pagando aparte), se puede agregar un conjunto Pack Tech que incluye: pantalla táctil multimedia de 10.3 pulgadas, luces diurnas de leds (los famosos "Colmillos del León"), volante multifunción y retrovisores eléctricos.

Ahora, ¿cuánto cuesta este "Carro Popular" fabricado en Argentina? En Brasil, su precio de venta al público es de 69.990 reales (14.243 dólares). El Pack Tech cuesta 3.000 reales (610 dólares) adicionales.

A modo de referencia, ¿qué autos se venden en Brasil por ese precio? Por ejemplo, los Fiat Mobi y Renault Kwid (ambos del Segmento A, citycar) se ofrecen por 68.990 reales: es una diferencia mínima, teniendo en cuenta que el 208 es un modelo más grande y espacioso, perteneciente al Segmento B (chico).

La otra ventaja del "208 Carro Popular" es el sistema de financiación, que contará con tasas subsidiadas por el Estado brasileño. Se puede comprar con un Plan 24: son 24 cuotas fijas con 0% de interés y el auto se retira al pagar la primera cuota. También existe el Plan 30/72: se paga un adelanto del 30% del valor del auto, se retira la unidad y se paga el resto en 72 cuotas (con tasa de interés subsidiada, pero negociada por cada concesionario).

Se trata de un sistema de financiación más transparente y honesto que el soviético Plan de Ahorro que se ofrece en la Argentina, donde el cliente puede llegar a pagar hasta 84 cuotas mensuales (ajustadas por inflación), con la posibilidad de que la unidad sea adjudicada recién al séptimo año y con la advertencia de que la marca no puede comprometerse a cumplir con la entrega, como reconocieron Fiat y Jeep la semana pasada.

Esta nota habla de:
¿Estás de acuerdo con la prohibición de la Ciudad de fumar en determinados espacios abiertos?