Diez claves de lo que (pareciera) viene con Milei

Los datos aportados por el economista Sebastián Laza a Memo sobre el potencial plan económico que podría aplicarse el lunes.

Sebastián Laza

Si bien nadie tiene la bola de cristal, hay cierto consenso sobre las siguientes cuestiones:

1. Un fuerte ajuste fiscal, con equilibrio primario y quizás hasta financiero para 2024. Esto implica un ajuste de entre 3 y 5 puntos del PBI, lo cual es recesivo al principio, y arrastra a las provincias. No necesariamente el Congreso debe votar semejante ajuste, Milei puede sub-ejecutar partidas y lograrlo, como hizo Macri en 2019 para cumplir con el FMI.

2. Devaluación con desdoblamiento cambiario: arrancaría entre $600 y $700 el dólar oficial de referencia (dólar comercial) en diciembre, pero con un monitoreo permanente del traslado a precios, a fines de lograr mejoras concretas en la competitividad cambiaria. Esto implica habría devaluaciones posteriores, hasta que se logre por lo menos una mejora real del 25%/30% en competitividad (abaratamiento en dólares). Todo lo no comercial seguiría a CCL/MEP/blue. El ajuste fiscal daría la señal de credibilidad para que esto funcione.

3. El punto anterior es clave, porque es el que va a determinar la caída del salario real necesaria para empezar a desinflar la economía (bajar la inflación) en el segundo semestre de 2024. Por eso Milei se adelantó a decir que al principio la estanflación (en la cual ya estamos) se va a profundizar. Menor salario real va a implicar caída del consumo privado algunos meses, y también de recaudación impositiva de los gobiernos provinciales.

4. Alta conflictividad social por el lado de sindicatos y piqueteros, no así la gente común, que votó a Milei sabiendo que el primer año es de ajuste.

5. Se derogarían todas las normas pensadas para que el BCRA opere en los dólares financieros. Toda esta infraestructura regulatoria fue para favorecer la intervención del BCRA mal vendiendo bonos y usando dólares para cuidar paridad. Todo eso se eliminaría, los mercados MEP/CCL flotarían libremente.

6. Amplio proyecto de ley de Reforma del Estado, con privatizaciones y desregulación de la economía, al estilo Menem. Difícil que el Congreso acompañe, pero no imposible.

7. Eliminación de controles/acuerdos de precios en la mayoría de los rubros que quedan. El más sensible va a ser los combustibles, allí es probable haya algún monitoreo oficial más de cerca, bajo algún mecanismo que Milei vea aceptable bajo su lógica.

8. Alta probabilidad de que quiten las LELIQs y demás pasivos remunerados al BCRA, Milei cree eso es importante (muchos no lo compartimos tanto) para evitar la hiperinflación. ¿Rescatan las LELIQs con dólares? Acá hay dudas, algunos trascendidos sostienen que Caputo tendría un esquema de hasta 15 mil millones u$s con fondos soberanos de Medio Oriente (saudíes y qataríes), más un eventual acuerdo con cerealeras para un desembolso de 5 mil millones de u$s (previa definición de nuevo esquema de derechos de exportación). Este total de 20 mil millones de u$s permitiría dolarizar gran parte de la economía. Aclaro que soy escéptico en este punto, Milei ha sostenido que por ahora no habrá dolarización, pero hoy es un trascendido fuerte en los medios y se conecta con la idea de que Caputo sería un ministro de transición (su misión es conseguir los u$s para desarmar los pasivos remunerados del BCRA) y luego asumiría Sturzenegger (economista más completo).

9. Posibilidad de un amplio blanqueo fiscal de argendolares, lo que podría sumar más dólares al mercado, y ayudar a reactivar más rápido.

10. En síntesis, si bien ningún economista es pitoniso (solo proyectamos escenarios), lo seguro es el ajuste fiscal para eliminar al menos el déficit primario (3 puntos del PBI). Lo otro cuasi seguro es que le van a sacar las LELIQs al BCRA en algún momento cercano, pero no está claro si las van a dolarizar cash, las van a transformar en algún tipo de deuda del Tesoro, u otra solución. El cepo es probable siga al principio, con tipo de cambio desdoblado, si bien es contrario a la filosofía de Milei. La profundización de la estanflación en el 1er trimestre de 2024 es inevitable, por la corrección de precios relativos y caída del salario real. Mendoza debe activar rápido las licitaciones de obras con el Fondo Portezuelo (1.023 millones u$s), para no sentir tanto la estanflación en su economía real, pero, si funciona bien lo de Milei, a la larga nuestra provincia va a terminar favorecida, por un mejor tipo de cambio real, que van a estimular mucho las exportaciones y la inversión privada.

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo