Usados, divino tesoro

La devaluación del peso y la incertidumbre por el alcance del ajuste, transformó el mercado de los autos usados "semi-nuevos" en una opción más que valiosa para colocar los pocos pesos que sobran y los dólares que no alcanzan para el cero.

Hernán Bitar

"Los concesionarios grandes, aunque tienen stock, se rehúsan a vender porque no saben el precio de reposición de nuevas unidades", explicó un vendedor de una de ellas, que prefirió mantenerse en el anonimato. 

La realidad es que el mercado automotriz ha sufrido como tantas actividades, las dificultades de vivir en una economía inestable y sin precios de referencia. 

Pero, hay un rubro dentro del sector que ha logrado ser el salvavidas para grandes concesionarios y también para agencias más chicas: los usado semi-nuevo.

Los "semi-nuevos" 

"Son vehículos con hasta 9 años de antigüedad, bajo kilometraje, estéticamente cuidados y como mucho, con 2 dueños previos en su haber. En modelos, son unidades que van del año 2015 al 2022", explicó Joaquín Zeitune de "Colón Automotores" en diálogo con Memo, una agencia con más de 30 años de experiencia, ubicada en el centro de Godoy Cruz. 

En este sentido, agregó "el usado semi-nuevo te lo podes llevar en 3 días. Esa es una ventaja inmensa, porque el cero hoy, aún teniendo todo el dinero, vas a tener que esperarlo al menos 30 días y hay casos de hasta 6 meses de demora". 

Además el agenciero resaltó que "el precio de los vehículos (medido en pesos y en dólares), crece por encima de la inflación. Es una buena opción para capitalizarse y no perder valor en los ahorros. 

Por otro lado, en caso de entregar un vehículo, te permite subir modelos sin arriesgar tanto capital". 

Los preferidos: "Los vehículos de mayor demanda son los que tienen un precio que va desde los $6.000.000 millones de pesos hasta los $12.000.000. 

La demanda está orientada a vehículos compactos, de bajo consumo de combustible y dentro de lo posible, de origen nacional", explicó. "No hay una marca favorita en ese segmento. Depende mucho de la disponibilidad del momento. La motorización y el consumo son claves". 

Por último, es importante destacar el comportamiento del comprador de autos mendocino. Al respecto el agenciero explicó que "en general, es muy estudioso. Busca autos de calidad, a un precio razonable. Es un consumidor muy exigente y eso nos obliga a nosotros a ofrecer usados en óptimo estado". 

"Otra particularidad es que el mendocino no compra vehículos 0KM en concesionarios que no sean oficiales. A demanda, las concesionarias más chicas podemos conseguir vehículos cero, con menor demora en los tiempos de entrega. Sin embargo es una opción que muchos no deciden explorar", concluyó el dueño de Colón Automotores.

Esta nota habla de:
¿Cómo son tus expectativas económicas para el segundo semestre?