Precios internacionales en alza: ¿podrá aprovecharlos Mendoza?

Un informe de Ieral analiza si la suba de precios a nivel internacional puede o no ser aprovechada por Argentina. El economista Jorge Day explica la situación de Mendoza y el vino.

La Fundación Mediterránea, a través del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), emite informes realizados por su equipo de economistas que se dedican a la investigación. En esta oportunidad, uno de sus referentes mendocinos, realizó un trabajo titulado: "Precios internacionales en alza, ¿Podrán aprovecharlos las regiones argentinas?".

Así, para desglosar su contenido y conocer en detalle cuál es la respuesta para Mendoza, Memo dialogó precisamente con su autor, Jorge Day. El informe comienza explicando que las provincias con mayor potencial para aprovechar la oportunidad de los altos precios son las que producen más commodities tradicionales y tienen ponderación de sus exportaciones sobre el PBG. En este grupo, están Santa Fe, Córdoba y La Pampa, y se suma San Juan por su perfil minero.

En cambio, entre las que exportan otros tipos de productos agropecuarios y agroindustriales, con dinámica de precios internacionales diferente a la de los commodities, aparecen Mendoza (vinos), Salta (porotos, tabaco) y Chubut (pescado). Estos, no necesariamente tendrán la suerte de mayores precios externos.

"Hay productos que siguen a los commodities, como trigo, soja, algunos minerales y otros que no los siguen tanto. En el tema commodities la gente puede comprar -por ejemplo- trigo a futuro y en eso influye la parte financiera. Esos precios, han estado aumentando fuertemente en el último tiempo.

Hay otros productos exportables, entre los que está el vino, que no siguen esa tendencia. Pasó en 2008 que el precio de la soja y el trigo aumentaron mucho y, sin embargo, el precio del vino no. Esto ha sucedido en varias oportunidades y sigue ocurriendo; el precio promedio del vino no aumenta. Entonces, Mendoza no puede aprovechar esos aumentos fuertes", explicó Day.

Respecto a la descripción regional, se destaca que "Neuquén, que es la principal provincia productora de petróleo, sus números muestran que es poco exportadora (a pesar de Vaca Muerta). Actualmente se beneficia, no tanto por el precio del petróleo, sino por el atractivo de la extracción no convencional (shale oil), con mayor productividad. También está el beneficio del Plan Gas, pero que con el tiempo podrá verse limitado, dada la falta de infraestructura de transporte".

Los factores que limitan el aprovechamiento de las oportunidades

Hay dos tipos de factores que puede limitar el aprovechamiento de estas oportunidades, marca también el informe en su desarrollo. Por un lado, los externos: ese aumento de precios, ¿es un fenómeno transitorio o durará varios años? y, por otro, ¿comprarán más bienes los países, en un contexto de menor crecimiento? Entre los factores internos, varios están asociados a la actual política anti inflacionaria, que pivotea sobre los controles de precios, junto al riesgo de una profundización del sesgo antiexportador de la política económica.

Al respecto, el licenciado en Economía reflejó: "Ocurre que está la guerra (por la invasión rusa a Ucrania) que no sabemos cuánto durará. Mientras más dure puede ocurrir que el escenario sea de precios altos. Pero por otro lado, hay una fuerza que tira para bajo que son las tasas de interés en Estados Unidos. Con el problema inflacionario, varios países tratarán de sacar dinero de la economía. En EEUU sacarán dólares, lo que provoca menos liquidez y aumento de la tasa de interés. Eso hace que sus inversores internacionales se vean tentados, haya movimiento de capitales hacia aquel país, aumente el precio del dólar y baje el precio de los commodities. Vale decir, son dos fuerzas opuestas pero no se sabe cuál predominará".

En el caso de Argentina, continuó describiendo Day, que produce alimentos y energía, "las opciones son: cerrarse al mundo, y allí los alimentos salen baratos pero la tecnología, la indumentaria y los autos, son caros y, la otra, que la economía se abra al mundo, allí los alimentos son caros y el resto es barato. ¿Qué país queremos? Si es un gobierno popular, querrán lo primero".

Y siguió: "Sin embargo, esto olvida una problemática que son los ingresos; cuando un país se dedica a producir donde tiene ventajas, rinde más. Entonces, si Argentina fuese más abierta desde lo económico, los alimentos costarían más pero la población tendría mayores ingresos. Como sucede en Estados Unidos".

Dentro de esta problemática, ahondó el profesional de Ieral, "Argentina tiene un tema inflacionario a resolver. Y en vez de atacarlo con los métodos tradicionales, lo ataca con retenciones, prohibiendo exportaciones, etc., allí lo que sucede es que al no poder aprovechar los precios internacionales, no mejoran los ingresos de la gente y no hay éxito en bajar la inflación", aseguró.

El análisis de un índice incontrolable: la inflación

En otro de sus extractos, el informe emitido por la Fundación Mediterránea, se explaya sobre que el "aumento de la tasa de inflación de febrero (4,7 %) está influenciado por factores externos e internos: la inflación núcleo se ubicó en torno al 4,5%, la tasa de devaluación se aceleró en los últimos tres meses, aunque por debajo de la inflación y algunas tarifas (naftas) mostraron un incremento que no se daba desde mayo de 2020. De allí que no pueda considerarse este guarismo como un dato aislado, siendo que además la inflación que se espera para marzo se acerca al 5 % mensual.

La política monetaria tiene un efecto rezagado sobre la inflación. En los últimos ocho meses, la emisión de origen fiscal guarda una relación más estrecha con la tasa de inflación y, concentrándonos en 2021, la del último semestre fue muy superior a la del primero, pasando de 10% de la base en junio, a 47% en diciembre.

La canasta de precios libres del IERAL, muestra que el nivel general de precios esconde una mayor inflación a la observada. Los precios regulados empezaron a rezagarse y, de mantenerse la diferencia, será más difícil no afectar la provisión de servicios".

El turismo y la necesidad de más facilidades para los extranjeros

Ya llegando al final del escrito, Day se refiere a que "el turismo interno manifestó una fuerte recuperación en la temporada de verano, revitalizando gran parte de los destinos nacionales. La recuperación de viajeros es de 10% respecto del 2019, y el gasto promedio diario supera en 3% al de dicho año, según cifras de CAME".

Y continúa con el turismo internacional que "evoluciona muy lentamente si se lo compara con el interno. En enero de 2022 el turismo receptivo manifestó una recuperación del 20% de los niveles pre pandemia (enero de 2019), mientras que el emisivo ha alcanzado el 34%. La cantidad de vuelos internacionales se ha reducido 60% respecto de 2019".

"Sigue habiendo trabas para que ingresen los extranjeros, hay menos frecuencias de vuelos y es más difícil que vengan a la Argentina. Pero eso, en algún momento, tiene que mejorar. El problema es que los extranjeros se manejan mucho con tarjeta de crédito, que es al dólar oficial. Si usaran dólar blue, Mendoza estaría baratísima para ellos pero con el oficial no tanto", determinó el economista.

Para cerrar, el informe realizado por Day recuerda que el empleo es la variable más rezagada entre los indicadores de desempeño del sector turístico. "Mientras la economía en su conjunto recuperó el nivel de empleo asalariado formal que existía antes de comenzada la pandemia, en el caso del sector de hoteles la caída acumulada es de 17% en los últimos dos años, y se recupera muy lentamente", concluye el trabajo de Ieral. 

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo