Alerta de las pymes en la Argentina: 80 empresas menos por semana

Hace 15 años que la Argentina tiene la misma cantidad de empresas y que no se genera empleo neto formal desde el sector privado. Además, el 80% del stock de empresas y de las empresas que se crean todos los años está concentrada en CABA, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

La Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA) junto con Ieral Pyme de Fundación Mediterránea alertaron sobre la realidad de las pymes en Argentina. En un documento distribuído tras conmemorarse el Día de las Pymes, señalaron: "Mientras los candidatos y candidatas a cargos ejecutivos y legislativos nacionales en todo el país, ya confirmados/as el pasado fin de semana, alistan a sus equipos de campaña y técnicos de cara al calendario electoral que se avecina, referentes del mundo de la empresa y del ecosistema emprendedor comienzan a trabajar en conjunto y a cruzar agendas para ofrecer un diagnóstico al detalle sobre la realidad de las pymes junto a un paquete de propuestas y medidas para impulsar la creación y el crecimiento de empresas en los primeros días del próximo gobierno."

Señalaron que "algunos números hablan por sí solos y demuestran que la situación es alarmante" y según datos aportados por la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA) en el lanzamiento de su campaña #MasEmpresas, hace 15 años que la Argentina tiene la misma cantidad de empresas y que no se genera empleo neto formal desde el sector privado. Además, el panorama se completa con asimetrías territoriales claras: el 80% del stock de empresas y de las empresas que se crean todos los años está concentrada en CABA, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

"A nivel país se cuentan 11 minipymes por cada mil habitantes, pero hay varios países en uno: Formosa y Santiago del Estero tienen 4 y 5 cada mil habitantes, mientras que Córdoba y Santa Fe tienen 13 y 14, respectivamente", informó Marcos Cohen Arazi, profesor universitario e Investigador en Ieral Pyme de Fundación Mediterránea. Por su parte, en los últimos 3 años se acumula una pérdida de 12 mil empresas mipymes, lo que implica 80 empresas menos por semana

El informe demostró que en Mendoza hay 10 empresas cada 1.000 habitantes, por debajo del promedio nacional:

"Hoy ya son 14 las provincias que tienen más empleados en el sector público que en el privado y nos parece importante aprovechar este año electoral para generar una conversación sincera, y sin prejuicios ideológicos, sobre el modelo de país que queremos. Nosotros estamos convencidos de que Argentina sale adelante con más empresas y más sector privado", describió Patricio Gigli, director Ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA) y director de la campaña que recorrerá todo el país desde agosto a octubre con eventos y capacitaciones para emprendedores, incluyendo reuniones con los principales candidatos y candidatas a cargos ejecutivos y legislativos en los distintos niveles.

La contracara de la caída en el número de empresas es el aumento de los/as inscriptos/as en el monotributo como opción de relación laboral encubierta, por un lado, y como figura, limitada, para los emprendedores en los estadíos iniciales. "Desde 2019 a 2022 se dieron de alta más de 1.700 monotributistas por semana, al tiempo que también se dieron de baja 80 empresas por semana", destacó Cohen Arazi.

El desafío, destacan ambos, es ofrecer opciones de formalización que faciliten la operación de las nuevas empresas, creadores netas de empleo, y las impulsen a crecer. "El monotributo es una opción porque baja los costos de cumplimiento para los microemprendedores", señaló Cohen Arazi, "pero termina siendo una jaula de la que ningún emprendedor quiere salir, porque el salto el régimen de autónomos es entrar directamente en otro mundo desde el punto de vista de los trámites y los impuestos", agregó Gigli.

La foto de hoy preocupa pero todavía no existe claridad sobre los planes que los equipos técnicos de los principales candidatos y candidatas están elaborando. La Argentina se encuentra en un punto de quiebre y por ello tanto ASEA como Ieral Pyme plantean un enfoque basado en datos y reformas estructurales que alienten la iniciativa privada, dejando atrás años de atraso y parálisis en el entramado productivo local. Desde la Asociación de Emprendedores de Argentina prevén organizar encuentros de trabajo con las organizaciones del ecosistema emprendedor y productivo. El objetivo: trazar una hoja de ruta concreta con los cambios necesarios para impulsar la creación de empresas en Argentina.

"La macro ordenada es una condición necesaria pero no suficiente para que las empresas puedan crecer. Hay una agenda que impacta en la competitividad y la productividad de las empresas que hay que abordar y que incluye desde la simplificación de trámites, el acceso al financiamiento, la generación de incentivos y facilidades para la contratación de empleados, la baja de impuestos y la facilitación de exportaciones" cierra Gigli.

En Ieral Pyme coinciden sobre la oportunidad de avanzar en acuerdos que incluyan a todos los partidos y sectores sociales, rescatando las buenas prácticas efectuadas en algunas provincias de la Argentina (como el monotributo simplificado en Córdoba) y avanzando en la agenda impositiva y laboral que "son los grandes pendientes de la Argentina de hoy y de los próximos años", concluyó Cohen Arazi.

Sumar fuerzas y buscar complementariedad de agendas más allá de la diversidad es la consigna que une hoy a las organizaciones del ecosistema empresarial argentino, en un año donde se hablará de futuro y los candidatos/as tocarán las puertas de las fábricas, talleres y empresas en búsqueda de votos.

Las pymes y los emprendimientos de la Argentina están en alerta y las organizaciones que las representan buscarán alzar su voz para incidir en una agenda electoral que empieza a tomar vuelo a partir de la confirmación de las candidaturas. La campaña de los candidatos recién comienza. Y la de las empresas también. 

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?