Más encriptado, imposible: 110 años de cárcel para el "rey de las criptomonedas"

El jurado lo declaró culpable de robar a los clientes de su plataforma de criptomonedas miles de millones de dólares. El de FTX es considerado uno de los mayores fraudes financieros de la historia Estados Unidos.

Sam Bankman-Fried, el fundador de FTX fue condenado por un jurado de Manhattan (Nueva York) de los siete delitos de fraude y blanqueo de dinero que se le imputaban: dos cargos de fraude y cinco de conspiración.

Básicamente, el jurado lo declaró culpable de robar a los clientes de su plataforma de criptomonedas  miles de millones de dólares. El de FTX  es considerado uno de los mayores fraudes financieros de la historia Estados Unidos. 

Según los fiscales, Bankman-Fried saqueó a sus usuarios casi 10.000 millones de dólares.

Esto le decía a Memo hace un año uno de los 5 detenidos por presuntas estafas virtuales

Los doce miembros del jurado popular rechazaron la afirmación de Bankman-Fried durante su testimonio, según la cual nunca cometió fraude ni tuvo la intención de engañar a los clientes. Ahora el codicioso fundador de FTX se enfrenta a una pena máxima de hasta 110 años de prisión. La lectura de la sentencia se ha fijado para el 28 de marzo de 2024.

En opinión del abogado del distrito sur de Nueva York, Damian Williams, lo que ocurrió es que Bankman-Fried, que hoy tiene 31 años, "perpetró uno de los mayores fraudes financieros en la historia de Estados Unidos, un plan multimillonario diseñado para convertirlo en el rey de las criptomonedas".

La plataforma de criptomonedas FTX nació en 2019, cuando tenía 27 años, y llegó a ser el segundo mayor intercambio de criptomonedas del mundo. En 2021, en pleno apogeo, tenía más de un millón de usuarios. En aquellos buenos tiempos, la empresa llegó a anunciarse en mitad de la Super Bowl  y a él le decían "niño prodigio" de Wall Street.

Bankman-Fried lucía orgulloso su estilo informal, con el magnetismo que sólo da el dinero. A reuniones, platós y saraos acudía con su cabello rizado y despeinado, y en lugar de trajes y corbatas, lucía pantalones cortos y camisetas. Pero la codicia, aunque con aspecto informal, era la misma de cualquier ejecutivo agresivo del más clásico Wall Street.

La revista Forbes llegó a estimar la fortuna personal del joven en 26.000 millones de dólares. Codicia para amasar dinero a cualquier precio y de paso poder: hasta soñó con su candidatura a la presidencia de EEUU.

El veredicto del jurado de Manhattan se ha conocido apenas un año después de que FTX se declarara en quiebra y conmocionara a los mercados financieros. Fue el 14 de noviembre de 2022.

Bankman-Fried había constituido su plataforma de criptomonedas en 2019 en Antigua y Barbuda, y tenía su sede en las Bahamas, en donde vivía en un lujoso chalet rodeado de amigos jóvenes y ricos como él.

Tras una acelerada carrera hasta el infinito y más allá del dinero, el principio del fin llegó en agosto de 2022. La Corporación Federal de Seguros de Depósitos de EE UU emitió una orden de cese y desistimiento a FTX por hacer "representaciones falsas y engañosas" sobre los depósitos cubiertos por su seguro. Aunque aquello no quedó claro, fue la primera señal pública de que "algo olía a podrido" en el imperio de Bankman-Fried.

En septiembre ganó la subasta para hacerse con los activos digitales de la corredora de criptomonedas en quiebra Voyager Digital (1.420 millones de dólares), pero pocos días después el presidente de FTX.US, Brett Harrison, anunció que dejaba su papel activo y quedaba como asesor. En octubre, FTX ya estaba bajo investigación en Texas por la presunta venta de valores no registrados.

Después de esta sentencia que le ha declarado culpable de siete delitos, Bankman-Fried se une a la lista de los más grandes y famosos estafadores de EE UU. Su nombre está ya junto al de Bernie Madoff, quien defraudó a miles de clientes con su esquema Ponzi, y a Jordan Belfort, el 'Lobo de Wall Street', ambos con destacadas condenadas por los más grandes delitos financieros.

La pesadilla de Bankman-Fried no ha hecho más que empezar, no solo por los años de prisión que le esperan, sino porque en marzo de 2024 debe afrontar otro juicio similar, en el que está acusado de fraude por la Comisión del Mercado de Valores norteamericana.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?