Mendoza suspendió el seguro agrícola y aplicará un Plan B para esta temporada

El Gobierno declaró desierta la licitación por una cobertura de seguro colectivo, ya que la única oferta superaba ampliamente el presupuesto previsto.

Para la temporada 2022-2023 Mendoza no contratará un servicio de seguro agrícola, a través del que los productores inscriptos podrían acceder a una compensación económica ante los daños sufridos en los cultivos. En su lugar, apuntará a fortalecer el Fondo Compensador que depende de la Dirección de Contingencias Climáticas.

En primer lugar, a través del decreto 1844/22 firmado por Rodolfo Suarez y el ministro Enrique Vaquié, se declaró fracasada la licitación pública para la contratación de una cobertura de seguro colectivo contra el daño producido por granizo y heladas tardías o primaverales en cultivos bajo riego de la Provincia de Mendoza; más conocido como "seguro agrícola".

Entre los argumentos de esta decisión, se destacó que la única oferta presentada, por la empresa Sancor, excedía ampliamente lo previsto. "Un aumento del 22,73% de lo presupuestado, sin perjuicio de los gastos adicionales, por lo que se determina que la oferta no es económicamente conveniente a los fines públicos predispuestos", dice el decreto.

Confirmaron la fecha de inicio de la nueva temporada de lucha antigranizo

Consultados por Memo, desde el Ministerio de Economía y Energía, explicaron que "analizando cuánto cuesta el seguro y cuál sería la contraprestación al productor, decidimos que era más económico derivar esos recursos al Fondo Compensador Agrícola y pagar una mejor prima desde ahí".

Más allá de la suspensión del seguro colectivo y de la utilización de un Plan B, el Fondo Compensador Agrícola ofrecerá a los productores que hayan pagado la inscripción la misma compensación económica; es decir, un monto máximo de 72.000 pesos por hectárea para aquellos productores que tengan hasta 20 hectáreas.

Los cálculos que hacen en el Gobierno para considerar que este Plan B es más económico que el seguro agrícola están basados en los daños producidos por granizo y heladas tardías en la temporada anterior, afectando a unas 14.500 hectáreas.

Hasta ahora, el seguro agrícola estaba destinado a productores de frutales, de vid y hortalizas con propiedades de hasta 20 hectáreas, mientras que el Fondo Compensador era sólo para aquellos con establecimientos de más de 20 hectáreas en producción. Ahora, todas las compensaciones, sin importar el tamaño de la propiedad, surgirán desde el Fondo Compensador.

Por otra parte, la cobertura para la temporada 2022-2023 entró en vigencia el 1 de septiembre y finalizará el 31 de mayo.

Esta nota habla de:
¿Qué vas a hacer con el ocio el fin de semana?