Un brote de covid-19 en Toyota y una pregunta: ¿hay que volver a una cuarentena estricta?

Esta semana se paralizó la producción de la automotriz en Argentina por contagios masivos en un área de la planta productora. Esto encendió las luces de alarma en el Gobierno nacional.

En medio de un incremento de contagios de coronavirus en el AMBA y otras regiones del país, esta semana se encendieron las alarmas en el Gobierno nacional ante un brote de casos de covid-19 que afectó directamente a una de las industrias más importantes de Argentina: la automotriz.

Concretamente, el lunes y martes se frenó la producción de automóviles en la planta que Toyota tiene en Zárate (provincia de Buenos Aires) por contagios de covid-19 en el área de soldadura. Esto generó una pregunta básica: ¿hay que volver a una cuarentena estricta en Argentina?

Para que surja esta inquietud, todos coincidieron en que el brote de casos de covid-19 en Toyota no se debió a errores en los protocolos internos, sino directamente a la mayor circulación de personas que existe en el AMBA y el resto del país (las cifras de contagios son las mismas que inicios de noviembre).

Sin embargo, de acuerdo con información publicada por La Nación, en Casa Rosada sostienen que un retroceso a una cuarentena estricta sería inviable, y apuntan a que la llegada de más dosis de vacunas Sputnik V, además de Oxford-AstraZeneca y eventualmente de Pfizer, permitirá sobrellevar la situación.

"La situación es distinta a la de marzo o abril. Entonces se necesitó tomar medidas fuertes para que la población tomara conciencia de lo que significaba el coronavirus, algo inédito en la vida de las personas. Pero además se necesitaba adecuar al sistema sanitario, algo que se logró hacer", dijo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Sin embargo, en el Ministerio de Economía, que conduce Martín Guzmán, prefirieron no dar opiniones sobre situaciones hipotéticas.

En la provincia de Buenos Aires, donde el kirchnerismo se hace fuerte, creen que es "inviable" volver a cerrar totalmente la economía. "No sabemos cómo vamos a estar en marzo y abril. Pero cuarentena como al principio no la veo", dijo a La Nación un funcionario de Axel Kicillof.

Otro factor en contra de una cuarentena estricta es que si bien el 93% de las empresas ya están en actividad normal o parcial, sólo un 29,7% de las pymes tiene ventas en niveles previos a la pandemia. Es por eso que las autoridades ven improbable un cierre total.

Esta nota habla de:
¿Es el Metrotranvía el mejor transporte de Mendoza?