Una familia necesitó $146.850 para no ser pobre en Mendoza

Sólo para comer, una familia necesitó $57.380. La Canasta Básica Alimentaria subió 9,8% en enero.

La Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), de Mendoza, publicó los datos del relevamiento de precios de la canasta básica y concluyó que, solo para comer, una familia necesitó en enero $ 57.380. 

En tanto que, para no ser pobre, una familia necesitó $146.895. 

La pobreza sigue creciendo

Como todos los meses, la DEIE calcula la línea de indigencia y de pobreza en base al Índice de Precios al Consumidor, que releva mensualmente. Según esos datos, el montó que debe destinar una familia solo para abastecer las necesidades alimentarias, es decir, para no ser indigente, aumentó 9,8% respecto a diciembre de 2022 y 93,4% respecto a enero de 2022. 

La canasta básica subió casi un 110% en el último año

En tanto que una familia cuyos ingresos no superan los $146.895, es pobre. En este cálculo, la Canasta Básica Total aumentó 7,1% en enero, es decir, un punto más por sobre la inflación media nacional que el Indec midió en 6%. 

Los montos de las canastas a nivel nacional

Esta nota habla de:
¿Estás de acuerdo con la prohibición de la Ciudad de fumar en determinados espacios abiertos?