Fayad, los recursos nacionales, los municipios que reclaman y su propio "no-hay-plata"

El ministro de Hacienda y Finanzas de Mendoza analizó el escenario en el cual se encuentra la provincia en materia económica y explicó los desafíos a los cuales se enfrenta en esta gestión.

En épocas de movimientos económicos turbulentos y ajustes en el Estado, el ministro de Hacienda y Finanzas de la provincia Víctor Fayad dialogó con "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9, y contó los desafíos que tiene la provincia por delante en materia económica: "Es un escenario que estaba dentro de las posibilidades, no el que esperábamos. En los últimos se la relegó a Mendoza en término de fondos discrecionales que es una parte del problema que enfrentamos ahora. Con el aumento del mínimo no imponible de ganancias, la quita del subsidio del transporte que en Mendoza no lo recibimos desde febrero del año pasado y la reciente novedad del FONID" hacen que la provincia tenga que repensar el 2024 en términos de gastos", señaló.


Scioli le da una mano al Gobierno: Será Secretario de Turismo ad honorem

El ministro señaló que hay una caída de la actividad que repercute en la recaudación y que también hay un aumento de la demanda de servicios públicos como el transporte o la salud: "Todo eso presenta un escenario desafiante para este año, con ciertas luces naranja en el mediano plazo y eventualmente con un escenario un poco menos pesimista hacia fines de año en función a cómo evolucione el plan económico del gobierno nacional", destacó Fayad.

El ministro también explicó que actualmente la coparticipación no es la mejor manera, pero que encontrar una nueva manera 'cuesta mucho trabajo porque muchas cosas han cambiado': "En los noventa, Mendoza tenía un criterio de reparto que tendía a la eficiencia, premiaba a los municipios que tenían mayor recaudación propia, a los que tenían menos empleados y que invertían en obra pública. Hoy es por población, en partes iguales y con un coeficiente. Es muy complejo sobre todo en zonas urbanas del Gran Mendoza, en donde es difícil distinguir donde la gente pasa su día. Dónde se trabaja, dónde se atiende, son criterios que no se pueden soslayar en una mancha urbana como el Gran Mendoza que tiene involucrados a 6 municipios de tamaños relativamente similares", explicó.

Además, agregó que no le da la razón a ningún municipio en particular y que requiere una discusión muy larga y necesaria: "Esto es una discusión de cómo se reparten los fondos entre los municipios, por lo cual la provincia debería ser neutra, debería tener un rol de intermediaria. El régimen de hoy es perfectible, pero siempre es más fácil estar de acuerdo con que está mal que si está bien. Podemos no estar de acuerdo en el 65%, pero cuando preguntás cuál es el adecuado, no hay unanimidad".

Sobre la disminución de la recaudación, Fayad señaló que la situación es 'entendible', aunque también marcó que tampoco es sencillo para el estado: "El problema de los impuestos patrimoniales es que se cobran sobre un stock y no necesariamente una familia tiene ingresos que acompañen. Los ingresos pueden estar creciendo menos y entendemos que hay prioridades, pero el inmobiliario y el automotor los pagan quienes tienen una casa o un auto, que no son la mayoría de los mendocinos, con esos tributos financiamos gran parte del gasto", explicó Fayad. 

El mininistro agregó que para financiar un año de transporte público, es necesario recaudar 12 años de impuesto automotor: "Entendemos la situación de las familias y las empresas que definen a los efectos de priorizar los gastos, no podemos no estar de acuerdo. La decisión de que otros gastos son prioritarios como educación o alimentación y no pagar los impuestos tiene un costo. Hay otros costos que son superiores a las cargas impositivas y no los están relegando", señaló, además de agregar que el desafío es hacer que los impuestos sean pagables y ser rigurosos con quienes están en mora: "Es injusto para quienes pagan, que son la gran mayoría. El año pasado tuvimos menos de 20% de mora superior a 18 meses. Tenemos que cuidar al 80% que paga".

En relación a una continuidad de este panorama, Fayad fue tajante: "Tenemos una regla de oro que respetamos a rajatablas: no tomamos deuda para financiar gastos corrientes. El camino adecuado será utilizar el financiamiento para el plan de obras o para afrontar pagos de deudas y si la situación continúa como está, se deberán realizar ajustes de gastos en función de la nueva realidad de ingreso", señaló el ministro, además de marcar que no existe posibilidad de emitir cuasimoneda: "Nosotros nos habíamos acostumbrados a vivir con lo nuestro, recibíamos algunos subsidios nacionales, pero laprovincia no tenía transferencias discrecionales. No digo que no vaya a ser desafiante, pero el hecho de haber estado 4 años sin haber recibido un solo peso discrecional hace que la disminución de recaudación para Mendoza sea algo menos drástica que para otras provincias".

El ministro marcó que algunas políticas impulsadas por el gobierno nacional 'son cuestiones que hemos tratado de impulsar en la provincia' y que otras 'son favorables para la actividad económica', aunque cuestionó las disparidades: "No podemos tolerar que se trate de manera diferente a las provincias y al AMBA. ¿Por qué el gobierno sostiene el subsidio al transporte en el AMBA con impuestos que recauda en todo el país?. Ley pareja no rigurosa, pero hay un trato desigual", marcó, a lo que agregó: "Por supuesto que el transporte es responsabilidad de las provincias, pero el trato tiene que ser parejo y los recursos tienen que tener un correlato con los gastos que financian. Al ver toda la agenda, en general más allá de las formas, el gobierno provincial comparte las lógicas: necesitamos reglas claras de juego para crecer, que las empresas inviertan, tomen personal. Muchas veces se discute la situación fiscal, el Estado, el déficit y nosotros estamos acá para que la provincia crezca, no para que haya superávit. Una cosa lleva a la otra, pero lo importante es generar condiciones para que mejore el empleo, el salario y muchos de esos puntos estaban en la Ley Base".

El ministro también destacó que la provincia está en condiciones de hacer frente al vencimiento de la deuda de marzo por 45 millones de dólares y que la provincia ha accedido en financiamiento en pesos para poder cancelar la deuda en dólares: "Hicimos una pequeña colocación de bonos del Metrotranvía y conseguimos muy buenas condiciones, a tasa real negativa. Creemos que habrá mercado para afrontar ese pago", destacó, además de resaltar que hace tiempo se viene disminuyendo la deuda y que el año pasado por primera vez en 20 años bajó del umbral de los mil millones.

Finalmente, el ministro recalcó que los municipios 'están ordenados' y que son saludables financieramente': "Con la caída de la recaudación de coparticipación le van a llegar menos recursos y tendrán que decidir ellos con la autonomía que tienen que gastos hacer. Nosotros no somos quienes para decirles cuales son las prioridades, pero tendrán que adecuar sus niveles de gastos. Así como nosotros recibimos menos recursos, lo mismo va a pasar con los municipios, nadie es ajeno a esta disminución en la recaudación".

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...