¿Por qué X sigue en caída libre luego de las decisiones de Elon Musk?

Los cambios que implementó el dueño de la red social no dejan de afectar a la empresa, que ya vale un tercio de lo que pagó el empresario en 2022.

Elon Musk tuvo un 2023 espléndido. El propietario de empresas como Tesla, SpaceX y Starlink, que planea desembarcar su servicio de internet satelital en el país,  encabezó la lista de multimillonarios que más dinero ganaron el año pasado. Sin embargo, X, otra de sus propiedades, no contribuyó a ese logro, sino todo lo contrario: la red social perdió más del 70% de su valor durante la era Musk.

Desde que se apoderó de la red social antes conocida como Twitter, Musk trajo incontables cambios a la plataforma que produjeron un derrumbe en el valor de las acciones de la empresa, que cayeron un 71,5% en poco más de un año, según reveló el medio inglés The Guardian con base en un relevamiento del fondo Fidelity.

X ya vale un tercio de lo que pagó Elon Musk

Fidelity -que posee una participación en X Holdings- estimó que el valor actualmente se situaría en unos 12.500 millones de dólares. Sin embargo, la cotización de la empresa está en caída libre desde hace tiempo: en octubre pasado ya valía menos de la mitad de lo que pagó Elon Musk. Cotizaba en 19.000 millones, mientras que el sudafricano la adquirió por 44.000 millones en octubre de 2022.

Los cambios en X en la era Musk

En el año que X estuvo bajo el mando del magnate, no solo cambió de nombre y logo, sino que además perdió más de la mitad de sus ingresos por publicidad, debido a que los patrocinadores se vieron ahuyentados por los cambios drásticos que impulsó el magnate en cuanto a las funciones de la red social.

Además de las polémicas decisiones de Musk, cuando compró la compañía debió cargar con una deuda de 13.000 millones de dólares.

Otras medidas del revolucionario magnate, como el cobro de un dólar al año a los nuevos usuarios, produjeron incluso un derrumbe en el número de usuarios activos por mes, que cayó un 15% en el mismo periodo.

La más reciente polémica del magnate estuvo relacionada con el apoyo a un comentario antisemita. Todo comenzó con una publicación en la red social, donde Musk reaccionó a un tuit del usuario @breakingbaht que acusa a las comunidades judías de "impulsar exactamente el tipo de odio dialéctico contra los blancos que, según afirman, quieren que la gente deje de usar contra ellos".

Elon Musk y sus complicaciones con X

La publicación también hacía referencia a "hordas de minorías" que inundan los países occidentales, una popular teoría de conspiración antisemita. Musk respondió al post: "Dijiste la verdad real".

Tras ello, las empresas decidieron quitar sus anuncios de X con el argumento de que "sus publicidades aparecían junto a contenido pro-Nazi y pro-Hitler". Universal, Airbn, Sony, Uber, Coca-Cola, Apple, Disney, Warner Bros Discovery (WBD), Lionsgate Entertainment, Paramount Global e IBM son algunas de las marcas que retiraron su publicidad de la red social.

La pérdida, según estimaciones, fue cercana a los 75 millones en ingresos publicitarios.  

Musk es el hombre más rico del mundo, según Forbes, con un patrimonio neto de 251.000 millones de dólares. Cuando se hizo de Twitter, dijo que estaba comprando la empresa "para intentar ayudar a la humanidad".

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...