Seis millones de argentinos no tienen baño en sus viviendas

Las estadísticas indican que la mitad de la población mundial no cuenta con servicios sanitarios seguros. En el país piden asitencia del Estado.

Un informe de la organización Módulo Sanitario sostiene que seis millones de argentinos no cuentan con baño en sus viviendas, lo que los pone en una situación de salud peligrosa. A nivel mundial la problemática afecta a la mitad de la población.

Trabajar para ser pobres: salario mínimo versus canasta básica

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 3.600 millones de personas no cuenta con servicios de saneamientos gestionados de forma segura. Argentina no es ajena a este problemática y afecta a seis millones de ciudadanos.

"La falta de baño afecta principalmente en la salud, pero también en el desarrollo integral de las personas, como puede ser la asistencia al trabajo, integración en sociedad, nutrición, bienestar general, entre otros factores", apuntó Matías Nicolini, coordinador de Módulo Sanitario.

"Para las mujeres y niñas esta situación es más grave ya que las expone a riesgos de acoso o hasta abuso cuando deben salir de sus hogares en búsqueda de un baño o utilizar letrinas de estructuras precarias por donde las pueden espiar", agregó Nicolini.


Tener acceso a servicios de saneamiento gestionados de forma segura, en combinación con servicios de agua potable y buenas instalaciones donde mantener los hábitos de higiene, son base de la salud pública, establece un documento difundido por la Ong.

Con la intención de sacar el velo a los tabúes acerca de los inodoros y convertir el saneamiento en una prioridad de desarrollo mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 19 de noviembre el Día Mundial del Retrete.

La resolución que declara el Día, titulado como "Saneamiento para todos", fue aprobada el 24 de julio de 2013 y pide a a los Estados Miembros "promover cambios de conducta y la implementación de políticas que aumenten el acceso al saneamiento entre los grupos más desfavorecidos, así como un llamamiento a finalizar la práctica de la defecación al aire libre, extremamente peligrosa para la salud pública", según informa el sitio de ONU.

Según datos de la Organización mundial de la Salud (OMS), en 2019, cada día "más de 800 niños y niñas menores de cinco años, mueren en el mundo por diarreas relacionadas con el consumo de agua insalubre, un saneamiento inseguro y una higiene deficiente".

Según una investigación de la ONU, por cada peso invertido en saneamiento, se ahorran 5 pesos en costos médicos y aumento de la productividad.

Al respecto, datos del INDEC del 2021 indican que en Argentina más de la mitad de la población infantil vive en situación de pobreza, mientras que, en el conurbano bonaerense, esa es la realidad de 7 de cada 10 infancias.

Según datos de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), anualmente hay más de mil casos de diarreas agudas, una de las principales causas de mortalidad infantil.



Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?