Recomendaciones para conducir en Alta Montaña y lugares con nieve

Antes de salir, es importante chequear el estado general del vehículo y llevar las cadenas para los neumáticos en caso de circular por rutas con presencia de nieve.

Con el inicio del invierno y las primeras nevadas, los mendocinos aprovechan para visitar los principales lugares turístico de la Alta Montaña.

La Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial brinda una serie de recomendaciones a tener en cuenta para quienes decidan trasladarse hasta esa zona durante el fin de semana. En primer lugar, es imprescindible poner en condiciones el vehículo y equiparlo para enfrentar posibles escenarios como neblina, lluvia, nieve y hasta hielo en la calzada.

Prepararse para la ruta y el frío

- Chequear el estado del vehículo: empezar por controlar los niveles de aceite, agua, líquido de frenos, estado de escobillas y limpiaparabrisas.

- Comprobar el correcto funcionamiento de las luces.

- Verificar la presencia y condiciones de matafuegos, balizas triangulares, criquet, llave cruz y chaleco reflectivo.

- Chequear la presión de inflado de los neumáticos de acuerdo con lo que indica el manual del fabricante.

- Los menores de 12 años siempre deben ir en el asiento trasero y con butacas homologadas de acuerdo con su peso, edad y altura.

Caso de ruta con niebla

- Circular con las luces bajas, de posición. En el caso de contar con luces antiniebla, recordar encenderlas.

- Disminuir la velocidad gradualmente y aumentar la distancia con los demás vehículos.

- No encender las luces altas, dado que provocan deslumbramiento y acortan del campo visual.

- Evitar adelantamientos y sobrepasos a otros vehículos.

- Si la niebla es muy espesa, abandonar la calzada y detenerse en un lugar seguro hasta que las condiciones climáticas mejoren.

- No estacionar ni parar sobre la banquina o la calzada.

Escenario con lluvia, nieve o hielo

- Circular con cadenas en los neumáticos o neumáticos de invierno (en caso de nieve o hielo).

- Aumentar las distancias de seguridad con otros vehículos y reducir la velocidad.

- Evitar giros, aceleraciones y frenadas bruscas.

- En lo posible, utilizar el freno motor y caja para frenar, siempre con las ruedas rectas y sin exceso.

- No acelerar ni frenar en las curvas.

- Recordar que en estas situaciones es necesario prestar mayor atención al camino debido a que la baja adherencia es un factor determinante en cualquier accidente.

Prensa Gobierno de Mendoza

Esta nota habla de:

Más leídas de Hechos