Paraguayo atravesó toda Argentina y fue detenido con ketamina líquida en la Aduana de Chile

Un camionero paraguayo de 41 años quedó detenido en Chile tras hallársele material ilegal que intentaba ingresar al vecino país.

Aduanas de Chile incautó en el complejo Los Libertadores más de un kilo de ketamina líquida, un poderoso anestésico de efecto rápido que se utiliza tanto con seres humanos (como sedante en operaciones menores) como con animales,  que iba a ser ingresada a ese país oculta en un camión de transporte internacional.


Controles cuasi soviéticos para entrar a Chile por Los Libertadores

De acuerdo a los antecedentes del Ministerio Público obtenidos por el diario trasandino Los Andes Online, el hecho se registró cuando el personal aduanero procedió a fiscalizar un camión procedente de Paraguay.

Al revisar la cabina encontraron bajo el asiento del copiloto seis botellas aparentemente conteniendo agua, pero al agitarlas una de ellas arrojó mucha espuma, lo cual alertó a los fiscalizadores.

De esta manera se le realizó una prueba de campo al líquido transparente, el cual arrojó que se trataba de ketamina líquida.

Informado el fiscal de turno dispuso que las actuaciones quedaran a cargo de la Brigada Antinarcóticos de la PDI (Policía de Investigaciones de Chile) cuyos detectives se entrevistaron con el conductor de la máquina quien hizo uso de su derecho a guardar silencio.

Al pesaje de la droga esta arrojó un total de 1 kilo 544 gramos que tendrían por destino la Región Metropolitana de Santiago.

El conductor del camión, identificado como el ciudadano paraguayo M.A.M., de 41 años, fue detenido.

El detenido.

El camión atravesó toda la Argentina, incluyendo el territorio mendocino, y recién fue detectado el material ilegal en Chile.

En la audiencia el fiscal Jorge Alfaro Figueroa lo formalizó por el delito de tráfico de drogas, solicitando la medida cautelar de prisión preventiva.

Sin embargo, la defensora pública Ana-Karem González se opuso, argumentando que la medida era "desproporcionada", ya que su representado tenía irreprochable conducta anterior y mantenía familiares en la comuna de Santa María donde se quedaba cuando le tocaba llegar a Chile, por lo que podría cumplir con un arresto domiciliario total.

Oídas las argumentaciones, la magistrada Valeria Crosa consideró la libertad del conductor como un peligro para la seguridad de la sociedad y accedió a lo solicitado por el Ministerio Público, decretando su ingreso al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Los Andes por los cinco meses que durará la investigación.


Esta nota habla de: