San Marino, el microestado que atrae a los mendocinos

En los últimos años ha crecido la demanda de ciudadanías de familias mendocinas que buscan establecerse allí. Por qué es una de las zonas más tentadoras de Europa.

Gabriela Guilló

Pocas son las noticias que nos llegan de San Marino, un país rodeado de territorio italiano y que cuenta con un 10% de población argentina. La facilidad de encontrar trabajo y las buenas condiciones de vida lo convierten en una de las zonas más deseadas para establecerse.

Ley de Nietos: cómo obtener la ciudadanía española en el Consulado de Mendoza

Tal es así que en 2005 comenzó a funcionar el Consulado de San Marino en Mendoza y en la actualidad ya cuenta con una comunidad de unas 350 personas, distribuidas en Maipú y en la localidad de 3 de Mayo, en Lavalle.

El cónsul Juan Carlos Benvenutti está al frente desde su creación y asegura que son cada vez los mendocinos que concurren para tramitar la ciudadanía.

"Desde 2019 se aprobó una ley en la cual los descendientes de mujeres san marinenses pueden tramitar la ciudadanía y con esto creció la demanda", explicó y sostuvo que la crisis de los últimos años también motivó a muchas personas a buscar un destino fuera del país. La novedad de los últimos meses es que son muchas las familias que se acercan al consulado ubicado en Maipú para comenzar los trámites.

"Nosotros hacemos todo. Las personas nos traen la documentación y desde acá hacemos las traducciones, llenamos los formularios y enviamos a San Marino la documentación sin costo alguno", dijo Benvenutti.

Si bien antes de 2019 los plazos para obtenerla eran de algo más de un mes, con la ampliación de la ley los tiempos se han dilatado bastante, aunque sigue siendo todavía más sencillo que en otros países como Italia o España.

"Alrededor del 10% de la población de San Marino es argentina y en nuestro país hay una comunidad grande también. En Mendoza somos unos 350, mientras que en Pergamino, Buenos Aires, hay 3000, en Jujuy y Viedma hay otros cientos", relató.

Además de los trámites oficiales, una de las funciones del Consulado en Mendoza es la de estrechar los vínculos entre los mendocinos y los san marinenses.

"Los ponemos en contacto con personas de allá y en muchos casos hasta se van con trabajo por los contactos que les facilitamos", expresó.

Debido a que San Marino no es miembro de la Unión Europea -solo es socio- el libre paso por los países europeos no está permitido. Solo pueden hacerlo con Italia, con quien tiene un tratado de libre circulación.

El país actualmente cuenta con algo más de 23 mil habitantes y solo 70 personas están sin trabajo.

Benvenutti, al frente del consulado desde 2005.

"Lo común es llegar y en unos días conseguir trabajo. Las personas que dejan un empleo lo hacen porque consiguen otro mejor. De todas maneras, le recomendamos a quienes se vayan que lleven dinero para mantenerse durante un mes, es decir, unos 1500 euros", contó el cónsul.

El sueldo mínimo en el país es de 1650 euros, unos 400 que el de España. Si bien el ingreso es mayor, el nivel de vida también lo es.

"Un par de zapatillas puede salir como acá", ejemplificó Benvenutti.

Las leyes y controles policiales son rígidos. No está permitido fumar en la vía pública ni en viviendas donde haya menores. Cuando un extranjero realiza los trámites de ciudadanía es investigado por la Gendarmería y si bien los nativos son agradables, sus costumbres están lejos de las argentinas. Las reuniones sociales, los asados los fines de semana y los encuentros en los cafés no están dentro de la agenda de los europeos.

"A las personas que estén interesadas en emigrar siempre les recomiendo que lo hagan de jóvenes, que es cuando más se pueden adaptar al estilo de vida de otro país. Si bien en San Marino están adoptando algunas costumbres nuestras -como los cortes de las carnes- el día a día es muy diferente. Allá se cena a las 7 y a las 8 ya están todos durmiendo", graficó el cónsul.

Benvenutti nació en Mendoza, pero su padre vivió hasta los 22 años en San Marino. Actualmente, dos hijas del hombre y sus tres nietas se mudaron a Europa.

"Mis hijas me piden que me mude con ellas, pero todavía no puede dejar los asados de los viernes", asegura.

Los encuentros y reuniones sí las mantienen los descendientes que viven en Mendoza y se reúnen en una propiedad de Maipú de varias hectáreas donde festejan el Día de la Independencia y las fiestas de fin de año. 

Aquellas personas que estén interesadas en iniciar los trámites para obtener la ciudadanía deben sacar turno telefónico al 4972354 .

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?