Apostar a la logística

En épocas donde se necesita ampliar y renovar nuestra matriz productiva, los servicios logísticos de avanzada pueden liderar el proceso.

Martín Kerchner

Mendoza, gracias a estar situada en el principal eje bioceánico de América del Sur (Mercosur-Chile), tiene las condiciones necesarias para evolucionar hacia una Red de Plataformas Logísticas vinculadas, destinada a prestar servicios integrales para el transporte de cargas y el comercio internacional en todo el Hemisferio Sur que transita por nuestras rutas. Por supuesto que nuestra provincia ya cuenta con cierta estructura en este tipo de servicios, pero están dadas las condiciones para pegar un salto hacia una mayor complejidad y profundidad de nuestros servicios logísticos.

A grandes rasgos, los camiones son similares a los turistas en cierto aspecto, incrementan durante un tiempo el flujo natural de personas y valor económico de la provincia (están de paso por unos días), y se les puede brindar mayor cantidad de servicios que dejen mayores ingresos en Mendoza. El flujo de camiones que pasa por Mendoza en transporte internacional de cargas es descomunal, la mayor parte del flujo total que abarca la ruta Brasil-Argentina-Chile, de ida y de vuelta. Sin embargo, nuestro cluster logístico aún está suboptimizado, se necesitan inversiones privadas y sobre todo públicas.

Los grandes problemas

· Demoras en pasos fronterizos: se estima que el tiempo de espera iguala al tiempo de viaje neto, en especial por el cierre de Cristo Redentor en ciertas épocas del año. Implica también costos como multas por atraso en las entregas, alquiler extra de lugar para los barcos, etc.

· Falsos fletes: se estima que los retornos vacíos superan el 50%.

· Déficits de infraestructura: de almacenamiento, de albergue para transportistas, de servicios en general al transporte de cargas.

· Déficits de los organismos de control: tanto de Aduanas, el SAG y Policía Internacional, pasa una cantidad diaria de camiones que podría ser mayor si se optimizara el servicio.

· Deterioro de la imagen comercial de los países afectados: jugando en contra de consolidar al paso internacional Argentina-Chile como Corredor Bioceánico y punto de convergencia de los intereses comerciales del Mercosur.

Profundizar el cluster logístico

La mirada debe ser holística, sistémica, si queremos optimizar el encadenamiento logístico. Se necesita crear nuevas plataformas logísticas integrales en algunas zonas, mejorar otras que ya existen, mejorar Puerto Seco, refuncionalizar los parques industriales que se conectan a estos nodos logísticos, y por último mejorar rutas estratégicas.

1. Plataformas logísticas (Palmira, Luján, Sur).

2. Centros integrales de Carga (Uspallata, Bardas Blancas).

3. Mejoras en Puerto Seco.

4. Refuncionalización de Parques industriales.

5. Mejoramiento de redes de conexión de transporte.

Plataformas Logísticas y Centros Integrales de Transporte

Las Plataformas logísticas, quizás el aspecto central de este cluster, son espacios destinados a concentrar servicios al comercio, la producción y el transporte en predios debidamente adaptados, tanto desde el punto de vista de la infraestructura para el tránsito pesado, como de las instalaciones de almacenamiento y equipamiento para movimiento de mercancías. Por ejemplo, el Puerto Seco Mendoza podría ser trasladado a la proyectada Plataforma Integral Luján de Cuyo, y en general todas (Palmira, Luján y Sur) deberían contar con zonas primarias aduaneras para acelerar los tiempos y bajar costos de comercio exterior.

A su vez, los Centros Integrales de Transporte son espacios con capacidad para albergar camiones y brindar servicios a los transportistas. La razón de ser principal de estos es descongestionar las Plataformas Integrales y la cercanía a centros periféricos. El proyectado de Uspallata, por ejemplo, tendrá una importancia relevante para aliviar la situación de los transportistas cuando se cierra el paso, entre otros servicios.

Beneficios

Apostar por una mayor complejización del cluster logístico nos dará muchas ventajas, entre ellas:

ü Desarrollo regional: efecto positivo sobre el empleo por crecimiento del sector servicios y desarrollo de obras de infraestructura; reposicionamiento competitivo de ciudades y regiones; mayor atractivo de inversiones productivas; mejoramiento competitivo de las cadenas de valor.

ü Ordenamiento Urbano: desplazamiento del transporte de cargas de las zonas urbanas; mejoramiento del medio ambiente; revalorización de zonas urbanas.

ü Sectoriales: equipamiento e infraestructura específicos; profundizar la intermodalidad; servicios logísticos a la industria y transporte; Aduana en plataformas.

En síntesis, en épocas donde nuestra matriz productiva necesita mayor dinamización y mayor productividad, profundizar el agrupamiento logístico no solo va a beneficiar al sector vinculado directamente (transporte, comercio exterior, industria), sino va a generar efectos indirectos a sectores y regiones enteras de nuestra provincia, revalorizando nuestro PBG y el empleo. Ese es el camino para desarrollar Mendoza, mejorar la competitividad de cada cluster, y no los cantos de sirena del populismo opositor, que critica sin ideas y encima estorba, porque no puede arreglar la macro nacional, y encima promete un dólar diferencial que no cumple.

Esta nota habla de: