Barbarie

El presidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, Daniel Ariosto, considera que "Argentina es tierra de nadie".

Daniel Ariosto

Argentina ya es tierra de nadie.

En apariencia, siempre ganan los malos, los que no piensan en los demás, los que no dejan crecer, los que impiden y cohartan.

Los trabajadores, los que invertimos, los que queremos un país mejor, somos los perdedores, también en apariencia.

Quienes quieren trabajar, salen un día a hacer sus tareas y terminan muertos. ¿Es esto posible?

En el caso del chófer de camiones que quiso seguir adelante, cumplir con sus obligaciones, a pesar de los violentos, no volvió a su casa.

¿Qué mensaje queda para la familia de Guillermo Andrés Jara?: ¿No hay que jugarse? ¿No hay que cumplir con las obligaciones, con el trabajo diario? ¿No hay que seguir adelante?

Las autoridades no cumplen con sus obligaciones de generar, ya no hablamos ni siquiera de un clima de paz y progreso, sino garantizarnos la más básica libertad de tránsito y trabajo.

Los camioneros sufren lo peor de la sociedad: horas de espera, padecieron discriminación durante la pandemia, pasan fríos y condiciones infrahumanas en el caso de tener que cruzar hacia Chile, por solo mencionar algunas

Desde hace una semanas, además, tienen que pelear por un insumo básico para su trabajo, el combustible y ahora, solo por el hecho de querer transitar deben soportar violencia. Pero esto ya es demasiado. Entre los mismos trabajadores que se supone

que van a protestar por una causa común, unos pocos violentos terminan asesinando a un colega.

Esta es una fotografía de nuestro país sin rumbo, sin normas, sin conducción.

Las cosas se van a poner peor, en lo económico, muy seguramente porque no tenemos una conducción a la que le importe nuestro país, pero argentinos, no perdamos el rumbo y la visión de lo principal: Somos seres humanos, hermanos y responsables de nuestras vidas y destinos. Esto, como todo en esta vida, va a terminar.


Esta nota habla de: