Ser corredor público inmobiliario

Fanny Cruz, reconocida experta del ambiente inmobiliario de Mendoza, se enfoca en la profesión y saluda a sus colegas ante la proximidad de la conmemoración de su día.

Fanny Cruz

Empecemos por el principio. ¿Cúales debe ser el expertise de un corredor público inmobiliario?

Un profesional que se precie de tal debe conocer de derecho civil, de derecho comercial, de derechos reales, parte introductoria, de derecho procesal, debe saber de administración y gestión pública, de administración y gestión inmobiliaria,de tasaciones y subastas. Y obviamente, estrategias de marketing y comercialización. Esto de hecho en mayor o menor medida está en todos los planes de estudio.

Pero además, en un mundo tan complejo, debe estar formado en las denominadas soft skills o habilidades blandas, indispensables en cualquier actividad o profesión donde "haya un otro": inteligencia emocional, resiliencia, resolución de problemas, pensamiento crítico, negociación.

Pero ¿qué hace además de tener estos conocimientos? ¿Para qué está o debería estar preparado un corredor público inmobiliario?

- Para asesorar a todas las partes que intervienen en el vasto mundo comercial, ya sean personas individuales o empresas teniendo en cuenta que todos son sus clientes. Asesorar acerca de cuál es en cada momento la mejor inversión inmobiliaria. Asesorar a propietarios e inquilinos , ayudarlos a llegar con éxito y el menor desgaste posible a la concreción de su negocio, sea cual fuere.

- Tener sólidos conocimientos en valuaciones y tasaciones , ya que de una correcta tasación puede surgir una perfecta operación

- Estar imbuidos de las últimas tendencias, para ser pieza clave en los desarrollos inmobiliarios.

- Poder proporcionar respuestas a la multiplicidad de situaciones que a diario se le plantean, dar respuestas de índole patrimonial, comercial, procesal, contractual, jurídica. Y sobre todo estar siempre intercediendo entre las partes para evitar, o minimizar o en su caso solucionar un conflicto.

- Pero esto es solo lo contingente lo de todos los días, pero es menester que además de lo contingente, desarrolle una cierta capacidad creativa , para distinguirse del resto.

- Estrategias de marketing, conocimiento y manejo de redes, diseño creativo, manejo de las imágenes, fotos videos, diseño gráfico y de estrategias.

- Cuidado de la imagen personal, esmero en la presentación, en la dicción, comprendiendo que lo primero que vendemos es a nosotros mismos.

¿Es mucho? ¿Es poco? Cada cual evaluará.

Lo que resulta a todas luces arbitrario es que no es lo mismo, no puede merecer la misma consideración social y profesional, quien ha desarrollado todas estas aptitudes convirtiéndose en un profesional matriculado por un colegio profesional que lo avala, controla y vigila, que quien con un espacio alquilado en una oficina se llama a sí mismo: asesor inmobiliario.

Yo no he de ser quien se erija contra franquicias y franquiciados, no es mi objetivo ni mi intención

Si es mi intención ponerme yo en primera persona como símbolo , imagen de cientos de colegas, que estudian , se forman, se capacitan y trabajan profesional creativa y dignamente cada día y con los cuales tengo y he tenido la dicha de compartir múltiples capacitaciones.

Nuestra actualidad: Administrando la escasez

Cuesta mucho entender la insensibilidad de los legisladores argentinos. Inmersos en sus realidades tan lejanas a las de los ciudadanos comunes. Ya nadie duda del desacierto de la denominada nueva ley de alquileres 27.551 que ha contribuido junto con otros errores y flagelos como una inflación que supera el 100 % a la desestabilización general del mercado de alquileres.

Nuevamente el error del Estado interviniendo en el mercado, cuando es un ámbito que siempre se reguló naturalmente entre propietarios e inquilinos.

Con una fórmula de actualización inviable con una inflación de tres dígitos asistimos al drama cotidiano de la búsqueda de un lugar digno para vivir.

Del otro lado del escritorio

No es fácil la intermediación en este contexto donde todos pierden, donde tratamos de administrar la escasez, porque de eso se trata. No hay inmuebles para alquilar, y lo que entra lo hace a precios que a nosotros mismos nos incomodan. Asesoramos, tratamos con responsabilidad de ser formadores justos de precios, pero es un panorama tan incierto que no siempre logramos convencer a los propietarios.

Sufrimos diariamente en carne propia el desasociego de nuestros clientes. Esta realidad no nos es indiferente. Tratando de mantener la legalidad, que es ajustarse a la única ley de alquileres vigente, cuando nadie la respeta.

Quiero enfatizar esto: esta realidad angustiante no nos es indiferente.

No somos un servicio de primera necesidad, está clarísimo. Pero estamos incondicionalmente para nuestros clientes, celular siempre prendido, escucha activa, creatividad para resolver, empatía para saber que cada situación es única e irrepetible y hay que estar en el lugar de cada cliente. Responsabilidad y capacitación permanente. Esto distingue a un corredor inmobiliario de otro. A un profesional de un improvisado.

Merece la pena destacar la envergadura del colegio que nos nuclea.El Colegio de corredores públicos inmobiliarios de Mendoza (CCPI). Ágil, dinámico, competente y a la altura y vanguardia de los mejores del país. Cuidando celosamente el desempeño profesional de todos sus matriculados.

Desde lo personal siento que honro mi profesión y me siento honrada de ella.

Feliz día a todos los que hacen con su ejemplo, más grande nuestra profesión. 

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo