¡Qué lindo se pone el pago!

La fascinación de la Vendimia

José Jorge Chade
Presidente Honorario de la Fundación Bologna Mendoza

¡Es tiempo de cosecha! El momento que todos los productores esperan con ansiedad y emoción al mismo tiempo. No la llamemos simplemente "vendimia", esta antigua práctica que marca la culminación del trabajo en la viña y el comienzo del trabajo en la bodega. También  trae consigo significados profundos y misteriosos. Entonces, ¿qué significa cosecha?

La cosecha es ante todo satisfacción. Es la culminación de un año de trabajo, ahí está el resultado tangible de las decisiones tomadas durante los doce meses anteriores. Es el mejor balance para entender cómo ha ido el año en el viñedo.

La cosecha representa el inicio de una nueva etapa: antes de ver el producto final pasarán meses para la elaboración del vino, y luego, años para el afinamiento y la crianza.

La cosecha es un trabajo duro. El dolor de espalda, los brazos cansados, las piernas pesadas: así se siente después de horas, días y semanas en el viñedo, inclinado sobre las viñas, armado de tijeras, cortando los racimos, disponiéndolos delicadamente en las cajas, transportándolos, bien pesados ??porque están llenos de uvas.

La cosecha es un trabajo duro

La cosecha también es divertida. Los días en la viña transcurren entre una historia compartida y un racimo de uvas vendimiadas: bromas mientras competimos para ver quién llena más tachos, y luego disfrutamos de la clásica merienda en la viña con pan!

La vendimia representa la primera fase de la cosecha, seguida del prensado y la fermentación,que tiene diferentes características según el tipo de vino que se producirá.

Por lo tanto, podemos definirlo como la culminación del ciclo de trabajo en la viña, pero en realidad es un acontecimiento que lleva consigo un significado mucho más profundo.

Es un ritual que tiene sus raíces en antiguas y milenarias tradiciones campesinas, donde siempre ha representado un momento importante de intercambio cultural y social.

Hombres y mujeres se reunieron para recoger los frutos de todo un año de trabajo, entre grandes sacrificios, pérdidas y satisfacciones: la cosecha se convirtió en una oportunidad para unir fuerzas y experimentar ese sentimiento de pertenencia al territorio que siempre ha caracterizado la cultura agrícola.

El trabajo duro estuvo vinculado a un momento de compartir y celebración que dio nueva vida al futuro. El progreso tecnológico no ha socavado el valor histórico, cultural y social de la cosecha, que se ha transmitido de generación en generación hasta nuestros días.

Para nosotros los mendocinos la cosecha representa un evento en el que la profunda conexión con el territorio y sus tradiciones guía cada fase del proceso de trabajo: se siguen compartiendo esfuerzos, se cultivan vínculos auténticos, cada año redescubrimos la fuerza de unirnos para seguir creyendo en un territorio que siempre ha definido la identidad de nuestra bodega.

La vendimia es todo esto y mucho más, es un ritual con valor económico, histórico y cultural.

Érase una vez todas las familias participaban: pueblos enteros se encontraban ocupados al mismo tiempo, con el único objetivo de recoger la uva. Durante un mes completo o más, entre febrero y marzo, el viñedo se transformó en el lugar donde se pasaban las jornadas de trabajo, entre nuevas amistades y olor a mosto. Y un banquete final, un canto a la convivencia y al estar juntos, celebrando el final del duro período de cosecha. En nuestra provincia , la Fiesta Nacional de la Vendimia.

La vendimia es el momento en el que el hombre pone en práctica toda su experiencia,dedicación y conocimientos, y decide si las uvas están listas para iniciar el camino que las llevará a convertirse primero en mosto y luego en vino. 

Para un enólogo, el elemento que no se puede ignorar es el profundo conocimiento del territorio y de cómo evoluciona en el tiempo. Para el resto no hay reglas. De un año a otro todo cambia y hay que tener en cuenta los múltiples factores que influyen a la hora de establecer el momento de la cosecha. 

Un enólogo tiene un profundo conocimiento del territorio

En primer lugar está el clima, los años cálidos adelantan la cosecha, mientras que los fríos la retrasan, luego el tipo de suelo, el método de conducción, la exposición de los viñedos y finalmente el objetivo del enólogo, que decide el momento de la cosecha.

También este año nuestra cosecha empezó recientemente. Aunque no fue un año fácil y nuestros viñedos enfrentaron algunas adversidades, al final la tierra se muestra generosa como siempre, dándonos sus mejores frutos para cosechar.

En los próximos meses será fundamental para nosotros trabajar con esta hermosa uva, respetando sus características y potenciando su sabor para crear nuevos grandes vinos.

¿Por qué las uvas traen buena suerte?

¿Sabes por qué las uvas son el amuleto español de la buena suerte para el nuevo año? Porque la uva es símbolo de abundancia, prosperidad y unión. Nada podría ser más cierto: es precisamente alrededor de las uvas que se construyó nuestra familia y es entre las hileras donde crecimos.

"El vino es soberano, el vino toma el mando, y cuando permanece en el alma del hombre, lo inspira a volar, a dar saltos con las alas del juego, con su alada inocencia".

"Dame vino que quiero galopar en el aire".

"¡¡¡Dame alegría, dame cosecha!!!"

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?