Le sacaron tarjeta roja en pleno partido, y defenestró al árbitro porque quería seguir jugando

Cristina Kirchner ha desplegado una serie de actos con tal de evadir la responsabilidad que tiene, como ser humano y ciudadana que es, de responder ante la justicia y, en todo caso, rebatir sus fallos dentro de sus canales.

Periodista y escritor, autor de una docena de libros de ensayo y literatura. En Twitter: @ConteGabriel

Hay que cambiar a la justicia, pero para conseguir que funcione mejor y más rápido para todos, sobre todo para el común y promedio de la gente que es víctima de injusticia, aun dentro de los tribunales. Cuando la política habla de cambiar la justicia, ¿es para que funcione mejor o para controlarla desde el Poder Ejecutivo?

Carlos Pagni y el uso de espionaje clandestino "para hostigar a sus rivales"

La Argentina no puede generar un sistema que funcione de acuerdo a lo que indiquen los humores y situaciones de ricos y famosos poderosos, sean políticos o empresarios. 

Tampoco se pueden cambiar dictámenes y códigos por presión o por la extorsión de manifestaciones o paros, que ponen en juego la paz social. 

Ya se ha manifestado desde un sector de la política que tiene un caudal del 30% del electorado que pretende reemplazar a la división de poderes independientes por un modelo más parecido al que rige en Cuba, con un "servicio de Justicia" a disposición del presidente, que pasa a ser incuestionable e infalible, además de intocable, como un dictador, un Papa o como lo es el rey de Inglaterra, por citar ejemplos.

Tiene que haber algún riesgo, condicionante, al asumir la presidencia de la Nación y no transformarse en un poderoso intocable en forma automática. Pretender quedar al margen de los procesos que cuestionan el comportamiento legal es buscar un atajo, creerse distinto al común de la población y por consiguiente, buscar un trato privilegiado. Esto es lo más lejano a los principios que ya en la Asamblea del año XVIII quedaron plasmados con la eliminación de los tratos especiales y los títulos honoríficos. Es una vuelta al pasado preconstitucional. Y es una intención manifiesta de imponer -una vez más, con en varias otras oportunidades- un cambio de régimen en la Argentina.

Causa Vialidad: las claves del veredicto que tiene en alerta a todo el kirchnerismo

A la justicia se le responde dentro de la justicia, con las leyes que ya existen.

Lo que está haciendo Cristin Kirchner, en términos propios del Mundial de Fútbol, es como si un jugador pudiera ponerse por encima del árbitro, para defenestrarlo, agitando a la tribuna para que le apoye, con tal de seguir jugando en la cancha como si nada. 

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?