Un costado nefasto de Milei

El presidente Javier Milei se salió de sus cabales ante una discusión colateral, que hasta podría haber reconducido hacia un interesante debate. Descalificó a Jorge Fernández Díaz y lo defendió muy bien Arturo Pérez Reverte.

Periodista y escritor, autor de una docena de libros de ensayo y literatura. En Twitter: @ConteGabriel

El ataque artero y desproporcionado del presidente Javier Milei al escritor y periodista Jorge Fernández Díaz no tiene nada que envidiarle a lo peor del kirchnerismo, en su momento zénit, aquel del "vamos por todo", en el que se creyó que habían sido votados para ejercer eternamente el poder.

Milei trató de "imbécil" a quien podría decirse que es uno de los escritores argentinos más relevantes del momento, reconocido a nivel internacional y que viene de ser también lapidado por el "otro lado" del pensamiento al que dice adscribir Milei.

Le molestó al Presidente que se le calificara de "populista de derecha" y, para refutarlo, no encontró mejor salida que subirse a su pequeño pedestal e insultarlo hasta descalificar cualquiera de las opiniones o que surjan o hayan sido emitidas por Fernández Díaz. Se mostró, así, estresado ante una crítica mínima y admisible, a la que no supo refutar con una argumentación propia de los debates, sino anteponiendo sus creencias en materia política a lo que podría haber sido una buena discusión.

Fernández Díaz y Pérez Reverte, retratados por Fernando Massobrio en La Nación.

Fernández Díaz y Pérez Reverte, retratados por Fernando Massobrio en La Nación.

Milei dijo que populistas "son los otros", intentando sacudirse el barro de ese mote. Y solo admitió querer hacer un conservadurismo popular, o algo así (lo intenta explicar en el video, arriba).

Todo sucedió en diálogo con uno de sus "ministros" en la prensa, Alejandro Fantino, en Neura, que simplemente lo dejó vomitar una bronca inusitada y poco calculada por muchos de quienes lo escucharon y vuelven a oír.

Fue el gran Arturo Pérez Reverte, desde España, quien salió antes que nadie a destacar la desproporción del insulto, el error de Milei, su abuso del cargo que ejerce: "Ni siquiera los anteriores se atrevieron. Es la primera vez que en la Argentina un presidente de gobierno insulta públicamente a un novelista y periodista. Y en este caso, de enorme prestigio, pues se trata de mi amigo y casi hermano Jorge Fernández Díaz. Los populistas de derechas, sin distinción de nacionalidad, son tan nefastos e imbéciles como los de izquierdas".

El Presidente que vino a "cambiarlo todo", tiene la oportunidad de cambiar él mismo: no es un emperador ni tampoco se le pidió que sea el Lado B del kirchnerismo. ¿O sí?

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...