In Memoriam

"No conduce a nada discutir 8000 desparecidos o 30000, ambos números no comprobados, porque no hay pruebas exactas de lo que sucedió en esa parte de nuestra historia. De allí, que en Argentina y en todo el mundo que soportó situaciones similares, se apela a números redondos".

Sergio Bruni

El 1 de agosto de 2002 el Congreso de la Nación Argentina a partir de la sanción de la ley 26.633 estableció que el día 24 de marzo sería rememorado como el Día Nacional por la Verdad y la Justicia.

En la madrugada de ese trágico día de 1976, las Fuerzas Armadas derrocaron al gobierno constitucional de turno. Una vez más un golpe de estado hacía caer la democracia hasta la llegada al gobierno de Raúl Alfonsín. El golpe militar aplicó un plan de represión ilegal y sistemático que provocó la desaparición de 30.000 personas y el exilio de miles de argentinos.

Este pasado 24 de marzo conmemoramos 45 años de aquel comienzo de un proceso de terror, que puso a la argentina bajo la mirada de todos los organismos internacionales de DDHH. Su punto culmine fue la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que realizó a nuestro país en septiembre de 1979 para investigar in situ las denuncias contra la dictadura militar.

A partir del informe que confeccionó la CIDH tras la visita, se legitimaron las denuncias de desapariciones forzadas y otras violaciones a los derechos humanos que marcaron un punto de inflexión. Aquella visita implicaba la esperanza de fracturar las murallas del silencio y del espanto.

Resulta imposible no mencionar, en estos tiempos de la post verdad y del cuestionamiento permanente al pasado e incluso al presente,(no hago juicio de valor al respecto) la discusión sobre la cantidad de personas desaparecidas durante el ultimo gobierno de facto, si fueron 30 mil o no, si fueron menos o si fueron más...como si la certidumbre del numero fuera un atenuante o un agravante para los autores del Terrorismo de Estado. Me pregunto ¿Si fueron 8000 se relativiza la masacre que desató el Estado argentino?

No hace falta aclarar, por historia, que nadie desde el pensamiento humanista y republicano podría defender el accionar terrorista de los Montoneros, del ERP o de cualquier organización armada que creó en los 70' junto a la Triple A, un escenario de violencia jamás vivido en la historia de nuestro país. La respuesta a semejantes atrocidades nunca debió ser la ilegalidad en el accionar del Estado para combatirlos.

No conduce a nada discutir 8000 desparecidos o 30000, ambos números no comprobados, porque no hay pruebas exactas de lo que sucedió en esa parte de nuestra historia. De allí, que en Argentina y en todo el mundo que soportó situaciones similares, se apela a números redondos.

Como toda represión clandestina e ilegal, no existía ningún sistema judicial que fuese informado de lo que se hacia, como tampoco había ningún "Registro Público" donde poder "consultar" sobre los centros clandestinos de represión y tortura. Tampoco se registraron los bebes nacidos en cautiverio y robados, los vuelos de la muerte o los bienes materiales que se apropiaron los partícipes de la dictadura.

De allí, que al hecho tétrico de ocultar o hacer desaparecer toda información, se respondió con la simbólica cifra de 30 mil, que no es otra cosa que el grito histórico y la denuncia expresa, por la falta total de información. Jamás podrá obtenerse por el carácter criminal y clandestino que señalamos. ¿Fueron ciertamente 6 millones los judíos que aniquilaron los nazis? Tampoco aquella masacre y vergüenza histórica para la humanidad "registraba y publicaba" sus atrocidades.

Las mismas voces que provocan estas discusiones bizantinas sobre el numero de desaparecidos, suelen decir que a los guerrilleros no se los juzgó. Falso. Por Decreto Nº 157/85, Raúl Alfonsín ordenó enjuiciar a los dirigentes de las organizaciones guerrilleras ERP y Montoneros. Fueron juzgados por sus aberrantes crimines y sentenciados a 30 años de prisión. Sin embargo, en octubre de 1989, 64 guerrilleros fueron indultados, (Firmenich, Perdía, Cepernic) y otros 61 salieron en libertad. ¡Menem lo hizo!

Los 24 de marzo de cada año se reflexiona, en memoria de lo que sucedió aquellos años, para que NUNCA MAS se implemente el terror impuesto desde el Estado. Discutir números de desaparecidos, torturados o bebes robados, bastardea esta fecha creada por ley de la Nación.


,

Esta nota habla de:
Más de Opinión
Escuchá y pasalo: "Decretar el uso obligatorio de cerebros"
Podcast

Escuchá y pasalo: "Decretar el uso obligatorio de cerebros"

La vuelta de Gabriel Conte a "La Picada" de los mediodías en "Te digo lo que pienso" por Radio Nihuil, el programa de Ricardo Montacuto, junto a Santiago Montiveros y Pablo Gerardi. La salida de la internación, la pandemia, las discusiones y el fondo de las cosas.
Respeto

Respeto

Jorge Fontana reflexiona ante una campaña atroz: Un "algo habrá hecho" gigante, fenomenal, explícito, repugnante, recorre y atraviesa esos comentarios en los que la empatía y el respeto están totalmente ausentes.