Los por qué de celebrar el Día del Corredor Público Inmobiliario

Hoy se celebra el Día del Corredor Público Inmobiliario y nuestra colaboradora Fanny Cruz deja unas palabras movilizadoras para el sector.

Fanny Cruz

"Uno de los mayores placeres de la vida es ser merecidamente digno de confianza". Charlie Munger.

No es casual que comience esta columna referida al día del Corredor Público Inmobiliario (CPI) citando esta frase de Munger. En todas las actividades humanas que se realizan de manera profesional necesitamos este capital de la confianza.

Pero me atrevo a decir que en pocas profesiones como la nuestra, el factor confianza juega un papel tan preponderante.

La confianza como disparador de la alegría y de la prosperidad

Es un factor que se relaciona no sólo con el grado de prosperidad, sino que se relaciona con el grado de de energía y felicidad, que podemos capitalizar tanto en nuestra vida personal como profesional , por la sencilla razón de que se encuentra a la base de las relaciones sólidas y duraderas.

¿Por qué decimos que la confianza se relaciona con la prosperidad?

Porque afecta dos factores esenciales, tales como la velocidad y los costos, cuando la confianza en un equipo en un proyecto en un gobierno es baja, la velocidad de todos los procesos disminuye y aumentan los costos. Todo empieza a tardar más tiempo, y por lo tanto se hace todo más oneroso. Hay una inevitable ralentización de los procesos.

Ni confianza ciega, ni estado de sospecha total

Resulta que la mayor parte del tiempo nos movemos de una forma pendular , es decir, o depositamos en una persona, institución, proyecto o gobierno , una confianza ciega, o caemos en ese estado de sospecha de todo, que es la desconfianza.

Ni uno ni otro nos lleva a crecer, a ser más prósperos ni más felices

En ocasiones la confianza ciega en un proyecto o institución no nos deja ver todos los aspectos ni todas las aristas ni nos deja o nos permite disentir, yo pido que se me permita siempre la posibilidad de disentir, de cuestionar.Esto no es bien entendido por los que profesan ese tipo de confianza ciega, que ven en el que opina diferente a un opuesto.

Tampoco se puede vivir desconfiando de absolutamente todo, algunas premisas debemos tener com válidas, como certezas en nuestras vidas.

Obviamente que este actuar tan pendular ha de depender mucho de nuestras historias personales, y de nuestra memoria colectiva. En definitiva de nuestro sistema de creencias.

Ni credulidad, ni sospecha permanente, confianza bien ganada 

Resulta que esto es lo que transforma a un grupo de personas en un equipo, esa confianza, esa sinergia, saber que estamos respaldados por nuestros compañeros, por nuestros superiores y también por nuestros representantes.

Un dato de color interesante es que un estudio ha revelado que Dinamarca el país más feliz, en el planeta, también es el país con mayor índice de confianza, tanto en sus proyectos, sus equipos como también en sus gobiernos.

Sin pretender dar ninguna cátedra, ni sermón, porque carezco de rango que me lo permita y va en contra totalmente de mis principios, sólo deseo en este día tan cercano a mis afectos como es el día del CPI, reflexionar sobre lo que nos diferencia y nos potencia, tanto individual como corporativamente.

  • - Creemos transparencia, no ocultemos información
  • - Dejemos claras cuáles son las expectativas: validémoslas , hablemos de ellas  y no asumamos que todas las partes tienen las mismas expectativas.
  • - Hablemos sin vueltas: llamemos como decía mi padre las cosas por su nombre, no adornemos la verdad, ni creemos falsas impresiones.
  • - Por último y creo fundamental: honremos nuestros compromisos, cueste lo que cueste, aún si al hacerlo nos perjudicamos económicamente. Si se torna imposible , renegociemos ,pero siempre comuniquemos.

Podremos revertir una situación económica adversa, pero nunca podremos revertir la imagen que tiene de nosotros aquel al que no le cumplimos un compromiso.

Lo he dicho muchas veces y estoy convencida de ello, mi capital no es mi patrimonio, sino que es la confianza construida, y mi gratitud a los que a través de los años me han permitido honrarla.

Este es mi sincero aporte a todos aquellos jóvenes colegas que se inician en esta no siempre fácil, no siempre valorada, pero para mí maravillosa profesión

Feliz día 8 de junio a todos los corredores inmobiliarios.

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo