La noticia urgente e importante

El homenaje del Dr. Carlos Varela Álvarez a la recientemente laureada con el Premio Nobel de la Paz. Las razones.

Carlos Varela Álvarez

La información dice que una mujer, ingeniera, luchadora de los derechos humanos ha sido galardonada con el Premio Nobel de la Paz. Enhorabuena, es una excelente noticia.

La mala noticia es que está presa y condenada a dieciséis años de prisión y a sufrir 151 latigazos por la defensa de los derechos humanos.

Ella es Narges Mohammadi, vicepresidenta del Centro de Defensores de Derechos Humanos en Irán.

Su historia personal dice que ha sido encarcelada 13 veces y condenada en cinco oportunidades.

Su lucha es por el derecho a manifestar, contra la opresión y la pena de muerte.

Como está presa, difícilmente le permitan ir a recibir el Premio Nobel a Oslo, como ya ha pasado con anteriores premiaciones (la lista de honor la integran un alemán, un chino, un bielorruso y una de Myanmar).

Qué importancia tiene para nosotros que estas personas hayan dado todo lo que tienen por los derechos de los demás.

Muchos de ellos son noticias de un día, como esta ingeniera de Irán, y su cuerpo seguramente será latigado y quizás con ello recobre notoriedad.

Estas personas defensores de derechos humanos en las peores condiciones merecen todo nuestro compromiso, respeto y solidaridad y lo más importante: no ser olvidadas porque son sus luchas las que abren caminos al final, son sus cuerpos los que son torturados, son sus familias las que son alejadas, exiliadas, abandonadas y silenciadas.

El terror, la amenaza, la violencia ha adquirido muchas formas en las distintas formas de gobierno incluido en las democracias que conocemos pero más son conocidas las de regímenes teocráticos como el Iraní o de las dictaduras como las de China.

Claro está, China tiene tanto peso en mundo comercial y político que muy pocos levantan la voz por los recuerdos de la Plaza de Tiananmen o la invasión al Tibet o el encarcelamiento de disidentes.

Más allá de eso, el valor como persona de Narges es incalculable y su ejemplo de lucha contra el poder admirable.

Sin estas personas el mundo no sería el mismo, son los Mandela, o los Luther King o Sajarov o los miles de latinoamericanos/as que todos los días luchan contra el poder en todas partes; por el derecho a votar, por el comer, por el salario, por la migración o la vivienda digna o por el medio ambiente. Son estudiantes, amas de casa, profesionales, desocupados, otros descalzos otros "espaldas mojadas".

Esas miles de personas son la esperanza que no vencerán las redes, ni la inteligencia artificial o la censura de los medios, por el contrario su ejemplo lo supera.

¡Vivan los derechos humanos y quienes los defienden en serio, cada día, contra el poder que pega como un martillo frente a la gota de agua que horada la piedra cada día más!

Esta nota habla de:
¿Hay que prohibir el uso de celulares en las aulas?