El silencio no los hace inocentes

Los que ganaron y los que perdieron y se van apelan a no hablar con argumentos meandrosos. Pero hay gente que tiene que rendir cuentas en torno a para qué sirvió su paso por el poder.

Periodista y escritor, autor de una docena de libros de ensayo y literatura. En Twitter: @ConteGabriel

Unos y otros se llaman a silencio. "En boca cerrada no entran moscas", parece ser la frase que los identifica e iguala, a pesar de toda grieta.


Silvia Mercado: "El de Alberto fue el peor gobierno desde la vuelta de la democracia"

Los que terminan el gobierno, se escudan en la derrota como "tiempo de reflexión" y con eso, evitan la rendición de cuentas necesaria de todo quien termina una gestión, más aun cuando fueron derrotados y desalojados del poder. 

Los que ganaron en la Nación y en Mendoza, hacen lo propio. "Nos han pedido silencio hasta que asumamos", se le escapó a una mendocina que trabaja junto a Javier Milei, confirmando que asumirá en algo, pero disculpándose de poder ser consultada en una entrevista, para romper alguno de todos los misterios que rodean al próximo gobierno.

Este viernes se esperaba que Alfredo Cornejo anunciara su gabinete, pero fue postergado o bien, esa fecha había circulado en forma antojadiza. Recién cuando lo haga se sabrá en qué rol reinventa a herramientas como Natalio Mema y Tadeo García Zalazar, tanto como hasta dónde alcanza la renovación de figuras que le permitan "darle play" a Mendoza en su gobierno, como lo reclamaba Luis Petri, otro que está en "veremos".

"Es tiempo de escuchar y de una profunda autocrítica". "Estamos reflexionando en perspectiva sobre los resultados". "Nos preocupan los escenarios que vienen pero queremos apelar a la prudencia". "Por respeto a la legitimidad de los que ganaron, mejor callar". Todas esas frases que podrían ser parte de un libro de José Narosky surgieron de bocas de funcionarios peronistas que se niegan a hablar y, por lo tanto, a hacer en público todo eso que, sostienen, están haciendo "en capilla".

Julio Bárbaro: "El peronismo ya no existe más"

Por supuesto: la sagrada rendición de cuentas queda sumergida en su mar de lágrimas, esas aguas en las que esperan que, además, se diluyan sus nombres para que nadie les reclame de ahora en más, en medio de la triste, solitaria y final retirada de la gestión de Alberto Fernández y todos los suyos, los que lo pusieron y los que él también puso.

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo